23 de agosto de 2019
23.08.2019

La banda detenida abastecía de cocaína a narcos de toda Mallorca

La organización desarticulada por la Guardia Civil era una de las principales distribuidoras de estupefacientes de Balears - La red traía la droga a la isla escondida en camiones llegados en barco

23.08.2019 | 02:45

La operación Crótalo ha cortado de raíz una de las principales vías de entrada de cocaína en Mallorca. La banda desarticulada por la Guardia Civil, que le asestó el golpe definitivo en una gran operación llevado a cabo el pasado miércoles tanto en la isla como en Madrid y Barcelona, suministraba droga a narcotraficantes de toda Mallorca. La red contaba con importantes contactos en Colombia, donde conseguían cocaína de extraordinaria pureza que llegaba por vía marítima escondida en camiones y era manipulada después en un laboratorio instalado en un chalé de Lloseta. Con un balance provisional de 16 detenidos y más de 90 kilos de droga incautados, la Guardia Civil no da por cerrada la operación. Los sospechosos arrestados el miércoles serán puestos a disposición judicial.

Los investigadores del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) y la Policía Judicial de la Guardia Civil de Algaida, que iniciaron las pesquisas hace más de un año, supieron pronto que estaban ante una de las bandas de traficantes más importantes y mejor preparadas de las que actúan en Mallorca. Los cabecillas de la red, formada por españoles, colombianos y un libanés, contaba en el país sudamericano con poderosos suministradores. Allí se surtían de notables cantidades de cocaína prácticamente pura. Para muestra, los 80 kilos de esta droga interceptados en junio en Colombia en un carguero, cuyo destino era Mallorca.

En la isla, la organización disponía de infraestructura para multiplicar sus beneficios. La cocaína, que solía llegar escondida en camiones, era trasladada a un chalé situado en el camino de sa Clota, a las afueras de Lloseta. El sótano de la vivienda albergaba un laboratorio donde la droga se adulteraba y procesaba. El destino final de los estupefacientes eran diversos clanes de traficantes de toda Mallorca.

Tras la incautación de los 80 kilos hace dos meses en Colombia, donde la Policía de ese país arrestó entonces a tres personas, los agentes de la Guardia Civil han seguido durante semanas los pasos de la banda en Mallorca. Fruto de las pesquisas se consiguió interceptar otro kilo de cocaína recién llegado a la isla por vía marítima.

La operación Crótalo culminó el miércoles, con un importante operativo llevado a cabo en Palma, Marratxí, Cala Rajada, Lloseta, Madrid y Barcelona. En los ocho registros practicados en Mallorca se arrestó a una decena de personas y en la península fueron detenidas otras tres. En el laboratorio de Lloseta, que fue desmantelado, se hallaron 8,5 kilos de cocaína y alrededor de 14.000 euros en efectivo, explicaron fuentes de la investigación. Estaba previsto que los sospechosos sean puestos a disposición del juzgado de guardia de Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook