14 de julio de 2019
14.07.2019
Semana negra

Cambio de guión en el Club Náutico

La Guardia Civil dio todo un espectáculo el pasado miércoles en el Club Náutico de Palma. Dentro de los actos de conmemoración de su 175...

13.07.2019 | 22:45

La Guardia Civil dio todo un espectáculo el pasado miércoles en el Club Náutico de Palma. Dentro de los actos de conmemoración de su 175 aniversario había previsto una exhibición ante los socios y los alumnos de las escuelas de vela del club. El programa incluía la intervención de la patrullera de la Guardia Civil del Mar y el helicóptero, con simulacros de un incendio a bordo de una nave, una evacuación de un herido y un abordaje de un barco sospechoso. Para la representación contaron con la inestimable participación de Toni Turrión, uno de los agentes más apreciados de la Comandancia y voluntario para lo que haga falta. Turrión debía hacer el papel de un delincuente a bordo del barco abordado, que se enfrenta a los agentes con un cuchillo. El guión preveía que se lanzara al agua para tratar de escapar a nado de los agentes antes de ser capturado, pero una vez allí y visto el estado del agua en el puerto de Palma, prefirió ser reducido a bordo por sus compañeros. Cuentan que su interpretación fue digna de Stanislavski.

"¡Haz que ladre!"


La exposición que realizaron los guardias en las instalaciones del Club Náutico fue seguida con enorme interés por los alumnos de la escuela de vela. Representantes de las distintas unidades se volcaron en mostrar a los chicos el material que utilizan en su trabajo diario. Y entre ellos destacaban los perros del Grupo Cinológico. Allí estaba Roni, un can adiestrado en la búsqueda de personas, que aguantó pacientemente a las decenas de niños que hacían cola para acariciarle. El guía canino se ganó a los pequeños cuando le hacía ladrar a voluntad, cada vez que le escondía el señuelo.

16 horas al día


Al día siguiente quien estaba de presentación era la Policía Nacional, que mostró su último modelo de coche patrulla, un vehículo dotado con cámaras que pueden leer 400 matrículas por minuto mientras circula y detectar al momento los coches robados o buscados por otros delitos. Se trata de un Toyota Prius híbrido valorado en 22.000 euros, que fue recogido en Madrid por Pelayo Ibáñez, el mecánico responsable de los vehículos de la Jefatura. Ibáñez estrenó el flamante coche en su trayecto hasta Valencia, donde embarcó hacia Palma. "Pero despacito, que está en rodaje", explicó. Los responsables de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que se han hecho cargo del coche, se disponen a exprimirlo. Estará de patrulla por Palma 16 horas al día, con diferentes turnos.

Espectacular simulacro


Los voluntarios de Protección Civil de Calvià y el Grupo de Espeleosocorro Balear de la Federación de Espeleología llevaron a cabo hace unos días un espectacular simulacro de rescate en el Puig de sa Morisca, en Santa Ponça. La práctica, en la que participaron una veintena de efectivos, se prolongó durante varias horas y puso a prueba la capacidad de reacción ante un accidente de montaña.


Imprudencias en coche


La Policía Local de Palma ha sorprendido en los últimos días a dos vehículos que suponían un verdadero peligro por la manera en la que transportaban diversas cargas. Uno estaba repleto de tablones de madera que obligaban al copiloto a estar completamente encogido y suponían un riesgo para su vida en caso de accidente. Otro llevaba un listón metálico que sobresalía medio metro por la ventanilla del conductor. La Policía ha recordado en las redes sociales la normativa al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook