21 de marzo de 2019
21.03.2019
Investigación

Los policías que tramitaron mal la denuncia de Sacri serán sancionados por una falta grave

El expediente se resolverá con una suspensión de entre cinco días y tres meses

21.03.2019 | 02:45

La Dirección General de la Policía ha resuelto que los dos oficiales que no tramitaron como un caso de violencia de género la denuncia de Sacramento Roca sean expedientados con una falta grave, que implica una suspensión de funciones de entre cinco días y tres meses. El expediente disciplinario todavía está en fase de instrucción, por lo que la sanción aún no es efectiva. 

La información reservada se abrió después de que Sacramento Roca, de 36 años, fuera asesinada a puñaladas por su expareja, Rafael Pantoja, de 45, en el interior de la tienda de muebles en la que ella trabajaba, en Palma, el 16 de noviembre del año pasado. Tras el crimen se descubrió que la víctima había presentado una denuncia porque le habían pinchado las ruedas de su coche y habían colgado carteles con su número de teléfono ofreciendo sexo. La mujer apuntaba directamente a su expareja como el principal sospechoso y añadía que desde que habían roto la relación la acosaba.

Sin embargo, esta denuncia no fue tramitada como un caso de violencia de género, que hubiera conllevado de forma automática una evaluación de riesgo y posibles medidas de protección, sino como un delito de daños. La denuncia llegó a un juzgado de instrucción, donde sí lo consideraron un caso de violencia de género, y la remitió a un juzgado de violencia contra la mujer, que a su vez la trasladó a la Policía. Este proceso tardó una semana, y mientras tanto, Sacramento Roca ya había sido asesinada.

Tras el crimen fue remodelada la Ufam, con la sustitución del jefe del grupo y de la inspectora involucrada. También se abrió una investigación interna contra los dos oficiales. Esta información reservada se envió a la Dirección General de la Policía, en Madrid, que ahora ha determinado que se tramite como una falta grave. Según el régimen disciplinario de la Policía, este tipo de faltas implican la suspensión de funciones de entre cinco días y tres meses. La Jefatura de Palma ha iniciado la instrucción de este expediente, y deberá determinar qué sanción se les impone.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook