15 de septiembre de 2018
15.09.2018

La conductora que atropelló al empleado de la gasolinera de Son Oms paga el repostaje

"Tenía miedo", argumenta la conductora para justificar su comportamiento de madrugada al arrollar al trabajador y darse a la fuga sin pagar

15.09.2018 | 20:09
La conductora que atropelló al empleado de la gasolinera de Son Oms paga el repostaje
La conductora que ha atropellado la pasada madrugada a un empleado de la gasolinera de Son Oms y se ha dado a la fuga sin pagar el combustible ha acudido por su propia iniciativa a abonar la factura del repostaje. "Tenía miedo", ha argumentado para justificar su airada actitud anterior. Agentes de la Policía Local de Palma la han tomado declaración y ha quedado en libertad con cargos de lesiones leves, ya que había reparado por propia iniciativa la estafa.

En el momento en el que la mujer, de nacionalidad rusa, ha aparecido en la estación de servicio, el personal lo ha comunicado a la Policía Local. A continuación, agentes se han personado en la gasolinera de Son Oms y la han citado para que se personara en el cuartel de Sant Ferran para tomarle declaración.

La conductora ha accedido al llamamiento y se ha personado en las dependencias de la Policía Local para que la tomaran declaración. La mujer ha justificado su alocado comportamiento de la pasada madrugada a que "tenía miedo", sin entrar en detalles de qué.

Una vez concluida la toma de declaración, los agentes han elaborado el correspondiente informe judicial y la conductora ha quedado en libertad con cargos. En principio, solo ha de responder de un presunto delito de lesiones leves, ya que el presunto delito de estafa había sido reparado por ella por propia iniciativa.

Sobre la una de la madrugada, la conductora de un Mercedes se había personado en la gasolinera de Son Oms. A la hora de pagar, el cajero le dijo que su tarjeta había sido denegada y ella soltó un exabrupto. "¡Que te pague tu puta madre!", espetó. Acto seguido, se dirigió a repostar.

El cajero comunicó al empleado del surtidor que no podía abastecerla de combustible al no pagar. El trabajador se puso delante y, tras agarrarse a la ventanilla, fue arrastrado unos metros y cayó al suelo. A continuación, la conductora pisó el acelerador y huyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook