13 de marzo de 2014
13.03.2014
Crimen

El presunto asesino de Son Bauló dejó el cadáver de su mujer a 300 metros de casa

Imputan a Dimitry I., de nacionalidad rusa, un presunto delito de homicidio por la muerte de Olha Yuriyiuna F., cuyo cadáver fue encontrado en la playa de Son Bauló - Se trata del marido de la mujer y ha confesado los hechos tras ser detenido en su domicilio de Can Picafort

13.03.2014 | 19:47
La Guardia Civil traslada al detenido.

El hombre de 29 años detenido esta madrugada como presunto autor del asesinato de su esposa en la playa de Son Bauló (Santa Margalida) vivía apenas a 300 metros de donde apareció el cadáver de la mujer el pasado viernes.

La jueza que se ha hecho cargo del caso, titular del juzgado de instrucción número 2 de Inca, ha comprobado sobre el terreno la proximidad entre el piso del detenido, Dimitry I., de nacionalidad rusa, y el lugar en el que presuntamente mató a la víctima, Olha Yuriyiuna F., ucraniana de 39 años.

La jueza, que tras interrogarle esta mañana había decretado para el sospechoso prisión provisional sin fianza, ha ordenado que antes de llevarle a la cárcel se le condujera al lugar de los hechos para realizar una reconstrucción de lo sucedido en la madrugada del 7 de marzo.

El detenido, junto a los investigadores de la Guardia Civil y la instructora, ha permanecido durante algo más de una hora en la zona donde se halló el cadáver, que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, aunque según reveló la autopsia murió estrangulada.

Después, la comisión judicial se ha dirigido al apartamento en el que vivía el presunto homicida, una vivienda con claros signos exteriores de deterioro, como agujeros en la fachada y cristales manchados de humo.

Según ha explicado un vecino del inmueble, el sospechoso vivía en el piso desde hace unos seis años y era una persona retraída que no se relacionaba con otros residentes del entorno.

Otros vecinos de Son Bauló que seguían esta tarde con curiosidad los movimientos de la Guardia Civil han indicado que el detenido vivía solo, aunque algunos sabían que de vez en cuando le visitaba una mujer que se desplazaba desde Palma.

El pequeño apartamento está justo delante del acceso a la playa de Son Bauló situado entre el hotel del mismo nombre y el hotel Ferrer Concord, cuyos huéspedes también se han sumado al público espontáneo que ha observado de lejos la reconstrucción llevada a cabo en la playa y la llegada y salida en un coche de la Guardia Civil del presunto asesino.

A pesar de que esta mañana ya se había producido un registro en la vivienda, la jueza ha querido estar presente también esta tarde junto con el sospechoso en el piso.

Al concluir, el joven, que está acusado de homicidio, ha sido trasladado hasta la cárcel de Palma.

Tras hallarse el cadáver de Olha Yuriyiuna el pasado viernes, la Guardia Civil mostró imágenes de la mujer a residentes de la zona, personal de hoteles, y trabajadores de centros de salud y residencias para transeúntes de toda la isla, pero no halló ninguna pista sobre la identidad de la fallecida hasta ayer.

Finalmente, el presunto asesino era uno de los vecinos más próximos al lugar donde se encontró a la asesinada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook