En el día de la muerte de Benedicto XVI, su sucesor el Papa Francisco también ha querido dedicarle unas palabras, aunque en un clima de máxima sobriedad. Durante el tradicional rezo del Te Deum, el pontífice argentino ha dicho que en estas horas su pensamiento "va espontáneamente al queridísimo Benedicto XVI, que esta mañana nos ha dejado". 

"Con conmoción, recordamos su figura tan noble, tan gentil", ha añadido Francisco. "Sentimos en nuestro corazón mucha gratitud, por todo el bien que ha hecho, sobre todo por su testimonio de fe, especialmente en estos últimos años de retiro (de Benedicto XVI)", ha concluido, durante una homilía en la que reflexionó sobre el valor de la gentileza y de los buenos modales para la buena convivencia de las personas

Se trata de las primeras palabras de Francisco sobre Benedicto XVI después de que el pasado miércoles él mismo alertara sobre el empeoramiento del estado de salud del ahora difunto Papa emérito. Los dos Papas, Francisco y Benedicto, convivieron casi diez años juntos y en paz en el Vaticano, un hecho único en la historia del cristianismo.

Pésame del ruso Cirilo

Las palabras de Francisco se añadieron así a los numerosos pésames enviados en estas horas por los jefes de otras religiones y los líderes de otras ramas del cristianismo. Entre estos destaca el del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Cirilo, quien este sábado calificó a Benedicto XVI de "eminente teólogo" y defensor de los "valores tradicionales".

"La autoridad incontestable de Benedicto XVI como eminente teólogo le permitió contribuir de manera significativa al desarrollo de la cooperación intercristiana, al testimonio de Cristo ante un mundo secularizado y a la defensa de los valores morales tradicionales", añadió el patriarca ruso, actualmente envuelto en una tensa relación con Francisco por las posturas de los dos sobre la guerra en Ucrania. De igual manera, también el líder grecocatólico ucraniano Sviatoslav Shevchuk envío un saludo al fallecido Papa emérito.