Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Loterías

José Ruiz, el lotero de Santa Ponça: "Eso de que cuando cae un premio se vende más, es una falacia"

La administración que repartió ocho millones del Gordo entre trabajadores confía en volver a descorchar el champán con el sorteo del Niño

José Ruiz, propietario de la administración de Santa Ponça Manu Mielniezuk

La administración de Lotería número 1 de Santa Ponça, que repartió ocho millones de euros de uno de los quintos premios del último sorteo extraordinario del Gordo de Navidad, confía en volver a protagonizar un estallido de alegría y champán entre sus vecinos con la lotería del Niño (se celebra mañana jueves, a partir de las 12.00 horas), aunque su propietario, José Ruiz, advierte: «Eso de que cuando toca un premio gordo se vende más, es una falacia».

«Quizá hayamos vendido un poquito más respecto a otros años gracias al quinto premio del Gordo de Navidad, pero nada, eso de que cuando toca se vende más es una falacia. Será porque Santa Ponça en estas fechas parece un cementerio. Diferente sería si nuestra administración estuviera en un centro comercial o en el centro de Palma», comentó ayer el lotero José Ruiz tras el pellizco del sorteo del pasado 22 de diciembre.

Ruiz confiesa que dos semanas después ha «identificado a muchos de los agraciados» y que se siente «muy contento» de que el dinero haya ido a parar a los bolsillos de «gente necesitada» y que ese quinto premio fuera «muy repartido».

Colas, ayer, en la administración de Santa Ponça VENTA DE LOTERIA DEL NIÑO EN SANTA PONÇA. MANU MIELNIEZUK, VENTA DE LOTERIA DEL NIÑO EN SANTA PONÇA. MANU MIELNIEZUK

«La mayoría eran trabajadores, muchos en ERTE, en el paro o temporeros de la hostelería. Muchos me han dicho que ese dinero ganado les servirá para tapar agujeros», revela.

A lo largo de su historia, esta administración calvianera ha repartido tres importantes premios del Gordo de Navidad. «Mi padre me gana aun por 2 a 1. Yo di este quinto premio, pero él dio parte de un cuarto y de un quinto, el primero en los 90 y el otro creo que en 2004, cuando yo iba a la universidad. Cuando nos tocó el día 22 no dejó de llamarme. Estaba más nervioso que yo», aclara entre risas.

La vida de José Ruiz no ha cambiado en absoluto tras ocupar la portada de los medios de comunicación de la isla. «Nada, yo sigo trabajando, como todos los días. A mí no me tocó nada. Yo no puedo jugar a todos los números que vendo, si no el negocio no sería rentable. Para el sorteo del Niño juego un solo número, el de toda la vida, que no te voy a decir».

Sin embargo, sí reconoce que se siente más querido, «la gente me agradece la suerte que he repartido», y desvela que algún detalle han tenido con él: «Alguna botella de vino y algunos bombones me han regalado. Quedan pendientes unas cuantas cenas, que llegarán en cuanto se levanten las restricciones».

El Sorteo Extraordinario de la Lotería del Niño 2022 repartirá 700 millones de euros en premios, y se celebrará este jueves, a las 12.00 horas, en el Salón de Sorteos de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE), por el sistema de bombos múltiples.

Balears es la comunidad donde sus habitantes invierten menos en el sorteo de El Niño, concretamente 8,95 euros por cada ciudadano. En concreto, el gasto en las islas sólo lo supera al de las ciudades autónomas de Ceuta (4,02 euros por habitantes) y Melilla (5,52 euros por habitante).

A nivel nacional, el gasto en la lotería de El Niño corresponde a 17,50 euros por habitantes. Para Balears se han consignado 52.452 billetes (cada uno se divide en diez décimos) de lotería, valorados en 10,4 millones. El 0 es la terminación favorita del primer premio de este sorteo.

Compartir el artículo

stats