Mater ha puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos para remodelar las aulas del Centro de Educación Especial (CEE), para alumnos con diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA), con el objetivo de renovarlas y dar "una respuesta óptima a sus necesidades".

La entidad ha hecho un llamamiento a la ciudadanía en un comunicado para que contribuya al que ha llamado 'Proyecto TEA', por medio de la campaña que ha iniciado en la plataforma www.migranodearena.org, con el objetivo de conseguir el dinero que necesitan para financiar el 50% de la iniciativa.

Fruto de un voluntariado técnico, en colaboración con el equipo de profesionales que trabaja diariamente con los alumnos con TEA, el proyecto se enmarca dentro de la línea estratégica de Mater de implantar "un nuevo modelo de atención centrado en la persona, humanizando las instalaciones y promoviendo, en todo momento, la autonomía de los usuarios", señala la nota.

La directora general de la entidad, Bàrbara Mestre, destaca que serán "algo más que espacios seguros, modernos y bonitos". "Estamos hablando de un alumnado más autónomo, más motivado y más seguro de sí mismo y , en definitiva, de más calidad de vida, de más felicidad".

Las nuevas aulas proyectadas para las que se necesita financiación.

Las nuevas aulas proyectadas para las que se necesita financiación. Mater

El 'Proyecto TEA' presenta un diseño específico que aportará al alumnado una mayor sensación de seguridad, fomentará su independencia y, a la vez, le proporcionará una estimulación positiva adecuada. Contará, entre otros, con un baño adaptado para personas con movilidad reducida, un aula con estaciones de trabajo individuales y aisladas y una zona de autorrelajación, donde el alumno pueda aislarse del contexto, situación o personas que le produzcan estrés.

Por otra parte, teniendo en consideración las características del alumnado con TEA, se utilizarán materiales similares en aspecto a la madera y con acabados representativos de la naturaleza para aportar calidez y familiaridad, así como colores neutros, con predominio de los verdes y azules.

Los espacios estarán insonorizados, las ventanas serán grandes para que la iluminación sea por luz natural atenuada, y las aulas estarán equipadas con pantallas digitales.