Los chefs y jurados de MasterChef Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera han disfrutado de unos días de vacaciones en Mallorca en la última semana, aunque cada uno lo ha hecho a su manera.

Cruz ha aprovechado su estancia en la isla para visitar algunos restaurantes conocidos como Can Gavella, en Platja de Muro, o el Vandal, situado en Palma. Ambos establecimientos publicaron en sus perfiles de redes sociales que el célebre chef les había visitado y había podido probar algunos de los platos. Los de Can Gavella explican en Facebook que, lo que parecía ser un domingo más, «se ha terminado convirtiendo en uno que recordaremos siempre». Además, añaden que ha sido «un tremendo honor». El restorán recibió hace unas semanas el galardón Sol de la Guía Repsol, uno de los más prestigiosos de la gastronomía nacional.

Lo que parecía ser un domingo más en la oficina, se ha terminado convirtiendo en uno que recordaremos siempre, sin duda...

Posted by Can Gavella on Sunday, August 22, 2021

Vallejo-Nágera, por su parte, ha venido junto a su familia para estar con sus amistades de la isla ya que suele venir a Mallorca cada verano. Durante su estancia, la cocinera ha ido publicando algunos vídeos y fotografías de sus hijos en los que se les puede ver a bordo de un barco, cocinando una paella o bailando canciones de Enrique Iglesias.

Quien también ha querido sumarse a las vacaciones ha sido Nicolás Vallejo-Nágera, ‘Colate’. Ha viajado junto a su hermana y ha publicado una fotografía en la que habla de Mallorca como «la Tierra y el agua que nos vieron crecer» y le ha agradecido estos «maravillosos» días.

La relación de todos ellos con la isla es conocida, de ahí que en enero decidieran filmar en la isla el primer programa de la novena edición de MasterChef, el popular concurso de cocina de TVE. Estuvieron rodando en varios lugares emblemáticos de Palma como el Parc de la Mar. En él, el producto gastronómico local fue uno de los grandes protagonistas ya que los menús que elaboraron los aspirantes contaron entre sus ingredientes con algunos de los alimentos autóctonos más característicos de la gastronomía mallorquina.