Fútbol

RCD Mallorca-Cádiz CF: Solo vale ganar

El Mallorca recibe esta noche al Cádiz en el duelo aplazado de la jornada 13 de LaLiga con la obligación de derrotar a un rival directo por la permanencia, cortar una racha de ocho encuentros sin una victoria y estrenar su casillero de triunfos en Son Moix

Dani Rodríguez, en el entrenamiento de ayer en Son Bibiloni.

Dani Rodríguez, en el entrenamiento de ayer en Son Bibiloni. / RCDM

Miguel Chacártegui

Miguel Chacártegui

Ni sensaciones, ni mala suerte ni nada por el estilo que contenga el manual de tópicos del fútbol. Al Mallorca solo le vale ganar esta noche al Cádiz en Son Moix (21 horas/Dazn). Claro que LaLiga no se acabará si los bermellones no vencen, todavía restan muchas jornadas por delante en el campeonato, pero no sumar de tres ante un rival directo, en tu casa y ante tu afición, cuando se llega de ocho partidos sin un triunfo, no se puede considerar otra cosa que un fracaso y un motivo para tomar decisiones drásticas. 

Es una final para el Mallorca y también para Javier Aguirre. El entrenador mexicano es al que le tocará pagar los platos rotos por los malos números del equipo si la situación no mejora. Y por mucho que las intenciones sean buenas, si algo no funciona, toca cambiarlo. Todo eso se evitará, al menos de manera temporal, hasta el importante duelo de este domingo ante el Alavés (14 horas), si cuando el colegiado Iglesias Villanueva, viejo enemigo de la afición mallorquinista, pita el final del encuentro y el marcador refleja que el Mallorca ha ganado.

Se enfrentan dos de los peores equipos del campeonato. Mallorca (12) y Cádiz (10) son los menos goleadores, con permiso de Las Palmas (11), de toda la Liga. Los rojillos acumulan ocho partidos sin ganar, los cadistas nueve. Unos números muy pobres a estas alturas de la competición, pero que les sirve a ambos para mantenerse fuera del descenso gracias también a la bochornosa actuación de los tres últimos (Celta, Granada y Almería), cuya puntuación conjunta es la peor de la historia. 

Una baja importante en cada equipo

Dos bajas, una para cada equipo, marcan el duelo de esta noche. En los bermellones, al igual que en el Cívitas, no estará Vedat Muriqi, al que se le espera como pronto –y siempre que la recuperación salga bien– el día 17 frente al Almería. En el Cádiz, no estará Conan Ledesma, que tuvo que pedir el cambio ante el Real Madrid por molestias musculares. 

El Mallorca debe dar un paso adelante y salir a ganar el partido. Recuperado Raíllo, que capitaneará al equipo, se espera un once ofensivo para ir a por la victoria desde el primer minuto. Con la eterna duda de la defensa de cinco o de cuatro, Maffeo también regresará al lateral, con Jaume Costa como candidato por la izquierda. En el centro del campo, Samú, Dani Rodríguez y Darder tienen asegurado su sitio. Arriba, no se espera otra cosa que no sea ver a Abdón y Larin en ataque. 

Solo un punto del Cádiz a domicilio

Si para el Mallorca este duelo es clave, para el Cádiz no es lo menos. Fuera de casa, el equipo que entrena Sergio González solo ha logrado un punto en seis desplazamientos, gracias a un empate en casa del Betis (1-1).

Continúan de baja por lesiones el defensa Luis Hernández y los centrocampistas Fede San Emeterio, Romy Kouamé y el argentino Gonzalo Escalante. Es probable que el técnico catalán realice rotaciones ante la carga de dos partidos por semana que afrontan ahora los gaditanos, ya que el lunes se miden en Balaídos al Celta de Vigo.