PRIMERA DIVISIÓN

Semana clave en la secretaría técnica del Real Mallorca y el futuro de Larin y Darder

La entidad bermellona se planta en los 6 millones por el canadiense y el Valladolid reconoce su necesidad de vender

El canadiense Cyle Larin. | VALLADOLID

El canadiense Cyle Larin. | VALLADOLID / e.g.

Elena García

Elena García

La salida de Cyle Larin al Real Mallorca se encuentra en punto muerto. El Real Valladolid no da por el momento su brazo a torcer y mantiene firme sus pretensiones económicas por el delantero canadiense. Tal y como reconoció ayer el director deportivo del club blanquivioleta, de momento, «el Mallorca no ha vuelto a realizar» una ofensiva por el delantero de 28 años y mantiene su apuesta inicial de 6 millones de euros, más bonus, para hacerse con sus servicios.

Sin embargo, desde el club vallisoletano tienen claro que no quieren deshacerse de uno de sus jugadores más importantes por menos de 8 millones, por lo que ambos clubes se encuentran en ese tira y afloja. El Mallorca juega en el ‘caso Larin’ con dos puntos a su favor. El futbolista ya le ha expresado al Valladolid su intención de seguir la temporada que viene en la máxima categoría del fútbol español y, aunque Fran Sánchez reconoció ayer ofertas llegadas del extranjero, el canadiense no contempla a día de hoy abandonar LaLiga. Además, el descenso del Valladolid ha repercutido directamente en las arcas y la economía del club y son conscientes de la necesidad de vender a algunas de sus estrellas para poder sobrevivir el año que viene en Segunda División.

Esta semana también puede ser clave en el futuro del centrocampista mallorquín Sergi Darder. A priori, la cláusula del jugador pasará de 10 a 15 millones de euros este próximo 1 de agosto, por lo que el artanenc puede intentar forzar que el Espanyol mueva ficha antes de que acabe la semana. El equipo mejor posicionado a día de hoy para hacerse con los servicios de Darder es el Betis. El conjunto andaluz sigue a la expectativa por el jugador que pueda suplir la baja de Canales y uno de los apuntados que gana fuerza es Darder. Además, hay que tener en cuenta que la marcha del santanderino le ha dado cierto margen de maniobra. Los casi 20 millones que ha ingresado el Betis les permitiría hacer una buena oferta y de paso cerrar operaciones que están marcadas como pendientes.