OPINIÓN

Cartulina Morada: ¿Qué hacemos contigo, Leo?

El guardameta ibicenco no se merece vivir lo que sufrió Miquel Parera. Con Dominik bien, es momento de darle minutos en forma de cesión

Leo Román, presente y futuro del Real Mallorca.

Leo Román, presente y futuro del Real Mallorca. / RCDM

Elena García

Elena García

El caso de Leo Román no tiene nada que ver con el de Llabrés», aseguró Aguirre al ser cuestionado sobre el escaso protagonismo de ambos jugadores en el Real Mallorca: «A Javi le he dicho que tiene que jugar, que no puede ser que un chico tan joven no tenga minutos». Misma preocupación que, al parecer, no traslada a la situación del guardameta, quien en lo que va de curso tan solo ha disputado 90 minutos frente al Autol. Cierto es que este artículo puede irse directamente a la basura mañana a las 19 horas, cuando el club dé a conocer la alineación del partido de Copa y el mexicano decida apostar por Leo por delante de Greif, pero mientras eso no ocurra, creo que el ibicenco debería buscar también minutos fuera de la isla. El Mallorca no necesita tres porteros de tanta calidad para hacer frente a lo que resta de curso o, al menos, no los necesitó durante las trece primeras jornadas en las que Dominik estaba lesionado. Román debe curtirse. Tiene 22 años. No es un niño. Necesita minutos en un Primera RFEF. Durante cuatro temporadas ya cortaron las alas de Miquel Parera, quien acabó suplicando su salida durante el mercado invernal en el que Reina y Koke Vegas se situaron por delante de él. Que no hagan ahora lo mismo con Leo. 

Tres fichas libres: Ortells ha cerrado la sorprendente venta de Franco Russo a un equipo de la liga búlgara

Pablo Ortells lo ha vuelto a hacer. Después de traspasar el pasado verano a Hoppe por la nada despreciable cifra de tres millones de euros, el director deportivo del Real Mallorca ha cerrado la venta de Franco Russo a un equipo de la liga búlgara por un millón. El central argentino realiza de esta manera su mayor aportación al club desde su llegada. Ahora, sin embargo, hay que remplazar, al menos, dos de las tres fichas libres con las que cuenta el equipo tras la salida, también, de Lago Junior. La dirección deportiva está obligada a encontrar un central en el mercado invernal. No se puede ir a la guerra con solo cuatro jugadores para tres puestos.

El regreso de Ocete: El baloncesto femenino de la isla merece un proyecto como el del Azul Marino

El Sant Josep presentó esta semana a su flamante nuevo fichaje, la base mallorquina Gaby Ocete. La jugadora de 34 años se une de esta manera a un proyecto ambicioso del baloncesto femenino de la isla, un nicho que, desde la apuesta que realizó el Joventut Mariana por el Sóller Bon dia! pocos se han atrevido a tocar. Sería importante que ahora todas aquellas autoridades a las que tanto se les llena la boca hablando de deporte femenino apostaran también por darle su espacio al Azul Marino en el pabellón de Son Moix, donde deberían jugar. 

Cambio de horario: La Real Federación Española de Rubiales piensa en el fútbol femenino, pero no tanto

En una nueva demostración de la capacidad organizativa de la Real Federación Española y la importancia que le otorga al fútbol femenino, el ente presidido por Luis Rubiales decidió cambiar ayer el horario de la segunda semifinal de la Supercopa femenina entre el Barça y el Real Madrid, que se disputa este jueves, por coincidir con el partido de Copa que mide al Ceuta frente al Barça masculino. Bien por el gesto de no solaparlos en el tiempo, pero no tan bien por la decisión de adelantar el horario del partido femenino y no el del masculino, cuya designación había sido posterior.