Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calendario del Mallorca: Ahora sí toca ganar

El Mallorca aparca a los grandes para medirse de manera consecutiva a Cádiz, Elche, Rayo Vallecano y Getafe en un mes que marcará su rumbo en la competición y en el que debe empezar a sumar de tres

Buen ambiente entre los jugadores del Mallorca en el entrenamiento de ayer realizado en la ciudad deportiva de Son Bibiloni. | RCDM

Se acabó el batallar contra gigantes, al menos de momento. El Mallorca planea en otra dimensión del calendario tras combatir a buen nivel contra la Real Sociedad, Valencia y Sevilla y lo hace contra rivales preparados y concienciados para la misma guerra, que no es otra que lograr la permanencia. Cádiz, este domingo, Elche, Rayo Vallecano y Getafe marcan un final de mes de octubre y un noviembre clave en las aspiraciones de los de Luis García y en el que las derrotas y empates a última hora deben dar paso a la contundencia en forma de victorias.

Para empezar, un triunfo en tierras gaditanas este domingo (14 horas/Movistar) garantizaría mantener una distancia de ocho puntos con la zona de descenso. Un premio de incalculable valor al paso de la que será la jornada 12 del campeonato. Pero más allá de ello, estos cuatro partidos pueden significar un antes y un después en el trayecto por Primera. Si el Mallorca consigue una suficiente renta de puntos, seguirá instalado en la planta tranquila de la clasificación, reduciendo la presión atenazante que se está viviendo en cada estadio. Si el caso es el contrario, podría empezar a quemarse con el fuego de cola de la tabla y los nervios comenzarán a aflorar con cada oportunidad desaprovechada.

Habrá que ver cómo reacciona el equipo de Luis García a partidos en los que el planteamiento del rival nada tendrá que ver con lo que se ha encontrado en las dos últimas semanas. La presión adelantada, el robo de balón y la verticalidad con espacios son las armas que ha empleado contra equipos que han apostado por la posesión, por llevar la iniciativa y por desplegarse en ataque. Más allá de los de Andoni Iraola, los conjuntos de la parte baja se caracterizan por salvaguardar los muebles ante todo, refugiándose en su campo y esperando la oportunidad. Será interesante comprobar qué planteamiento empleará, además de la necesidad de los bermellones de romper defensas bien plantadas en el terreno de juego.

No se le han dado mal hasta el momento a los bermellones los contrincantes de su misma enjundia. Derrotó al Alavés (0-1), el Espanyol (1-0) y el Levante (1-0) e hincó la rodilla frente a Osasuna (2-3). Un balance más que positivo en la que es su verdadera lucha. Lo que precisamente faltó hace dos cursos fue decidir ante los de su clase y esta temporada va camino de corregirlo. A pesar de que el Rayo Vallecano, equipo revelación por derecho propio de la Liga, se codea con los puestos de Liga de Campeones, el resto están viviendo una amarga realidad, mirando de reojo los tres últimos puestos de la tabla.

El factor Son Moix

Tras visitar el renombrado Nuevo Mirandilla este domingo, el próximo domingo 7 de noviembre será el Elche (18:30 horas) el que desfile por el feudo bermellón. Tanto el equipo ilicitano como el Getafe (26-29 de noviembre) deberán jugar en Son Moix y de ahí no debe escapar ningún punto. El Mallorca hasta el momento ha logrado como local dos victorias, tres empates y una solo derrota. El jugar en casa, con el apoyo del público, debe ser un factor diferencial.

Tras Cádiz y Elche, la Liga vuelve a pararse por selecciones -última vez hasta final de año- y el Mallorca, por caprichos de los horarios, estará quince días sin competir, una pausa que puede ser acogida de manera diferente según en qué estado de forma llegue el equipo. Tras ello, visita al campo donde solo gana el conjunto local, Vallecas, el lunes 22 de noviembre (21 horas). Los de Iraola, compañeros en el ascenso, están brillando con luz propia y rindiendo a un nivel extraordinario.

La última estación de la gira será recibiendo al, por ahora, peor equipo de la competición, el Getafe. Cero victorias y solo tres puntos para un equipo que ya ha cambiado de entrenador. El Mallorca tiene ante sí la oportunidad de marcar distancias o unirse a la feroz batalla por quedarse en Primera.

Compartir el artículo

stats