08 de mayo de 2019
08.05.2019
Afición

Medio millar de hinchas del Mallorca viajarán a Tarragona

El encuentro del equipo rojillo ante el Nàstic ha despertado un gran interés entre los aficionados para animar al equipo en el Nou Estadi

08.05.2019 | 00:25

El Mallorca estará arropado por cerca de quinientos aficionados en las gradas del Nou Estadi de Tarragona para el partido del sábado frente al Nàstic. El fabuloso momento que está atravesando el equipo, que le mantiene en la cuarta plaza de la clasificación y con opciones reales de luchar por el ascenso directo, ahora a cuatro puntos, ha despertado el interés de los seguidores. "Nunca habíamos notado tantas ganas de animar al equipo, es una pasada. Ya después de ganar al Málaga se notó que mucha gente quería apuntarse para ir hasta Tarragona, pero es que después del gol de Álex López al Sporting se ha disparado", explicó ayer a este diario Jordi Cifre, vicepresidente de la Penya Mallorquinista Universitària de Barcelona.

Es imposible conocer a estas alturas el número exacto de hinchas que se desplazarán hasta la ciudad catalana para el encuentro ya que hay muchos seguidores bermellones que prefieren desplazarse por su cuenta y comprar, en taquilla, la entrada. La gran capacidad del estadio -14.591 espectadores- y el hecho de que el Nàstic ya esté matemáticamente descendido a Segunda B, provoca que no haya ningún temor a quedarse sin localidades ante la probable baja asistencia de la afición local.

De hecho, así se lo ha hecho saber el propio Nàstic al Moviment Mallorquinista. "Nos han dicho que no nos preocupemos por eso. Si tienen que abrir una pastilla más del estadio, la abrirán sin problema", devela su presidente, Sebastià Oliver, que se felicitó por la gran respuesta de la afición. "Ya hay casi ciento setenta y todavía quedan plazas para el que quiera venir con nosotros", comenta.

Su oferta, a través de Viajes Adramar, cuesta 42 euros para los abonados del Moviment Mallorquinista y 48 para el resto. Parten en barco desde Palma en dirección a Barcelona en la noche del viernes, a las 23.55 y en butaca, y a la llegada, ya por la mañana, les espera un autocar que les llevará hasta Tarragona. Después del encuentro, fijado para las 16 horas, regresarán a la Ciudad Condal, con un barco que partirá a las 23.5o. En este caso los hinchas podrán descansar en camarote compartido hasta llegar a la isla, el domingo a las 7 de la mañana. En el precio no se incluye la entrada, que cuesta veinte euros, para los que no la reservaron a tiempo -con dos semanas de antelación- a través de Aficiones Unidas -costaba quince-. También hinchas de la Penya Barralet y de la Unió de Penyes Mallorquinistes no quieren perderse la importante cita y muchos de ellos viajarán en avión. Pero no todos llegarán desde la isla. "Nosotros saldremos desde la Estación de Sants con dos autocares que estarán llenos, por lo que seremos cien, a las 11 de la mañana del sábado y volveremos después del partido", comentó Cifre acerca de las intenciones de la Penya Universitària, repleta de estudiantes mallorquines que residen en Barcelona y que pagarán diez euros por los dos trayectos. "Y vamos a regalar cuatrocientos aplaudidores hinchables y banderitas", anunció como detalle para elevar el ambiente y dar color a las gradas en un partido marcado en rojo. No es para menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!