12 de febrero de 2019
12.02.2019
Segunda División

Real Mallorca, un equipo sentenciado a domicilio

Los números del Real Mallorca fuera de Son Moix desvirtúan el trabajo que realiza el equipo dentro de casa - Solo ha ganado dos encuentros y es uno de los conjuntos menos goleadores con nueve tantos en trece partidos

12.02.2019 | 00:32

Mantener una regularidad en la Liga es requisito imprescindible si se quiere optar a metas ambiciosas. El Mallorca parece empeñado en no alcanzarlas. Los números del conjunto bermellón lejos de Son Moix desvirtúan el trabajo que realiza el equipo en casa. Situado en la duodécima posición de la clasificación como mejor visitante, los de Moreno solo han sumado dos triunfos fuera de su feudo.

Los rojillos muestran dos caras totalmente opuestas jornada tras jornada. Su pegada en Son Moix se desvanece en sus viajes a la península, incluso su actitud en el campo deja, en muchas ocasiones, mucho que desear. Cuando el equipo parece que da un paso al frente en la tabla, rápidamente los sueños se disipan.

La falta de puntería es el principal problema. El Mallorca ha recibido 15 goles en contra fuera de su fuedo, por los solo 9 que ha logrado anotar. Nástic, Lugo, Tenerife y Reus son los únicos equipos que suman menos tantos.

Los dos únicos triunfos de los de Moreno como visitantes llegaron en las jornadas 2 y 16. El Mallorca pasó por encima del Rayo Majadahonda en el Wanda Metropolitano y rescató tres puntos ante el malogrado Reus Deportivo. Además, los rojillos han empatado en los estadios del Elche, Lugo, Oviedo, Zaragoza y Cádiz. El resto de encuentros, seis, se computan como derrotas (Alcorcón, Granada, Sporting, Almería, Osasuna y Albacete).

Tras caer el pasado domingo en el Carlos Belmonte, los bermellones descendieron hasta la novena plaza. El Mallorca nunca había bajado de la octava posición desde que empezó el campeonato. Ninguno de los ocho equipos que superan en este momento a los mallorquinistas en la tabla tienen unos registros tan negativos lejos de su feudo como los bermellones. De los 37 puntos con los que cuenta el equipo, 26 se han logrado como locales y solo 11 como visitantes.

La derrota del pasado domingo fue un azote de realidad. El Mallorca perdió, una vez más, la oportunidad de volver a adentrarse en los puestos de play-off. La brecha se abre entre el quinto (Granada) y el sexto clasificados (Oviedo), con 44 y 39 puntos respectivamente, pero lo peor es que cada vez son más los equipos que pugnan por la última plaza que da derecho a participar en la promoción de ascenso, ahora codiciada por Alcorcón, Cádiz y el propio Real Mallorca.

Los de Moreno tienen ante sí una buena oportunidad para marcar el devenir de la temporada. Tres de los próximos cuatro encuentros defenderán puntos en Son Moix, en lo que puede suponer un claro empujón en sus expectativas para este curso. Aterriza el Lugo el próximo domingo, luego viajan a Tenerife y acaban la retahíla de partidos frente a Elche y Oviedo ante su gente.

En el estadio de Camí dels Reis los baleares se muestran como uno de los equipos más contundentes de la clasificación. Posicionados en la sexta posición como mejor local, los rojillos muestran una contundencia inusual para un recién ascendido a la categoría. Solo han dejado escapar cuatro victorias y suman ocho triunfos, dos empates y únicamente dos derrotas.

Dos únicas victorias del Mallorca lejos de Son Moix

La última victoria del Mallorca lejos de Son Moix data del pasado 1 de diciembre. Valcarce y Lago anotaron para los bermellones ante el Reus. El otro triunfo lo consiguió en la jornada 2 ante el Rayo Majadahonda, gracias a un tanto de Castro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!