06 de agosto de 2018
06.08.2018
Obituario

Luto en el mallorquinismo por el fallecimiento de Pedro Colombàs

El histórico aficionado fue un impulsor y pieza clave del movimiento peñista a finales de los 70

06.08.2018 | 02:45
Pedro Colombàs, en un acto del Mallorca.

El mallorquinismo está de luto por la muerte de Pedro Colombàs, un histórico aficionado que, a lo largo de su vida, estuvo íntimamente ligado al club en diversas facetas. Su fallecimiento, a los 63 años, causó consternación en el club y entre los seguidores bermellones, tal y como mostraron a lo largo de la jornada en las redes sociales.

"Desde el RCDMallorca queremos enviar nuestro pésame y mucho ánimo a sus familiares y amigos. Fue un impulsor y pieza clave del movimiento peñista a finales de los 70 y vinculado al club durante décadas", rezaba el tuit de la entidad que daba la trágica noticia. Más tarde, la cuenta oficial de la Federació de Penyes informaba que el velatorio será mañana martes de 15 a 19 en Son Valentí y el funeral el miércoles, a partir de las 20 horas, en la Parròquia de la Immaculada Concepció (Sant Magí).

Colombàs, casado y con tres hijos -Jaume es el actual locutor de Son Moix en los días de partido- fue el primer coordinador de las asociaciones de aficionados del club que se repartían por la isla e incluso fuera de ella, como la Universitaria de Barcelona, antes de que, muchos años después, se fundara la Federació.

Los directivos Tomás Jaume, Miguel Bauzá y Juan Riutort fueron a buscarle en la temporada 1978/1979, el primero de la presidencia de Miquel Contestí, para que organizara las peñas después de haberse hecho popular desde hacía tiempo por su amor y fidelidad a los colores bermellones. "En aquellos duros años de deudas a la Federación Española de Fútbol, con el club y el equipo embargados, la luz, el teléfono y el agua cortados, la contabilidad extraviada, los bolígrafos robados y las oficinas semiasaqueadas, al presidente le interesaba unir a la afición", recordaba Colombàs, que era empleado de banca, en el libro 'Historia del Real Mallorca'.

En menos de tres años se formaron unas cuarenta peñas y eso que el equipo estaba lejos de la elite. "Fueron tiempos muy duros, especialmente el año de Tercera, porque cada domingo nos las teníamos que ver con los pueblos, seguramente los mismos que ahora hacen cola para ver al Mallorca en Primera", rememoraba nostálgico Colombàs en esta obra realizada cuando la entidad militaba entre los mejores.

Fue uno de los fundadores de la Penya Arrabal y, precisamente a través de una carta a la directora de DIARIO de MALLORCA publicada el pasado 20 de marzo, celebraba el ascenso de su equipo juvenil a División de Honor, además de recordar orgulloso que el emblemático club de la barriada de Santa Catalina era "filial a todos los efectos del Mallorca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!