11 de marzo de 2018
11.03.2018
Segunda B

RCD Mallorca: Un partido de campeonato

El Mallorca afronta hoy un duelo que puede dejar sentenciada su primera plaza si gana o empata

14.03.2018 | 10:23
Lago Junior se sube ayer al autocar que desplazó al equipo desde Son Moix a Son Sant Joan.
El Mallorca disputa esta mañana uno de esos partidos que pueden marcar una temporada, o al menos su final. Porque un triunfo ante el Villarreal B daría un golpe definitivo sobre la mesa y aumentaría hasta once puntos la ventaja con su más directo perseguidor. Incluso la victoria ante uno de los 'gallitos' de este grupo disiparía las dudas que han aparecido en un sector de la afición después de las dos últimas derrotas consecutivas ante el Cornellà (3-1) y Ebro (0-1).

Sin embargo, una derrota alimentaría los nervios, que hasta entrar en 2018 no habían aparecido, de cara al título de Liga. Porque los amarillos se pondrían a solo cinco puntos a falta de nueve jornadas, por lo que la primera posición de los bermellones podría llegar a cuestionarse. Significaría el tercer batacazo seguido enmarcado en una temporada en la que parecía impensable que se pudiera llegar a dar.

De ahí que haya voces que apunten a que un empate ante los castellonenses no sería un mal resultado porque mantendrían los ocho puntos de colchón y la clasificación para la esperada, incluso con ansiedad, eliminatoria de campeones. Por eso el Mallorca debe ser primero y por eso ha trabajado todo el curso. Hoy es el día en el que la madurez de este equipo debe brillar sobre el césped ante un adversario que está haciendo las cosas muy bien y que es consciente de que si logra tumbar al gigante de la categoría tiene opciones de pelear por esa primera posición.

Esperado regreso

Vicente Moreno recupera a Lago Junior, que regresa a una lista después de estar tres meses lesionado. El africano, que todo apunta a que no será titular, puede disfrutar de sus primeros minutos después de que el 10 de diciembre sufriera una rotura parcial de ligamentos de la rodilla izquierda en Badalona (1-1). Es un alta relevante, sobre todo ahora que el ataque de los bermellones está cuestionado tras varias semanas sin ver portería con facilidad. Álex López y Raíllo, ambos sancionados, seguirán siendo baja mientras que el que tampoco viajó ayer a Vila-real es Dani Ndi, que no ha podido superar los problemas en los isquiotibiales de la pierna derecha. Abdón, que también ha estado entre algodones, sí se desplazó y parece que será el delantero de referencia.

Manolo Reina estará en la portería y la zaga estará formada por Joan Sastre y Bonilla en los laterales y Xisco Campos y José Ángel en el eje de la defensa.

La duda reside en si el técnico introducirá alguna variante en el centro del campo, con Pedraza y Salva Sevilla en el centro y Aridai y James, que también regresa tras estar ausente ante el Ebro, en las bandas. Si apuesta por Cedric, el dibujo será el mismo que hace siete días, pero si el canterano se queda en el banquillo, después de sus discretas actuaciones, podría actuar Damià junto a Pedraza y adelantar la posición de Salva Sevilla, que estaría por detrás de Abdón.

Juegue quien juegue, el Mallorca debe salir a reivindicarse. Por algo es el justo líder de una Liga que hoy podría acabarse. Depende de los rojillos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine