Deià implanta una nueva ordenanza para regular el tráfico y los aparcamientos

La normativa, que entrará en vigor el 1 de enero, pretende reducir la circulación en el municipio y facilitar el estacionamiento a los residentes

Una imagen de la entrada al casco urbano de Deià.

Una imagen de la entrada al casco urbano de Deià. / D. M.

Joan Frau

Joan Frau

El ayuntamiento de Deià ha aprobado de forma definitiva la nueva ordenanza reguladora de la ORA, que también pretende regular las zonas de aparcamiento restringido a residentes (ZAR) y las áreas de circulación restringida (ACIRE), una normativa que supone la derogación de las anteriores ordenanzas aprobadas en 2019 y 2022 y que entrará en vigor el uno de enero de 2024 en todo el ámbito municipal.

La ordenanza se justifica en el «aumento considerable del parque automovilístico» que se deriva del «rápido crecimiento demográfico y económico» que ha experimentado el municipio en los últimos años, lo que provoca una «congestión de tráfico significativa» en las calles y reduce la posibilidad de que los residentes encuentren aparcamiento para sus vehículos, especialmente durante los meses de verano.

Por este motivo, «se ha evidenciado la necesidad de adoptar medidas concretas y eficaces para priorizar el aparcamiento para los residentes, así como desincentivar el uso del coche y promover alternativas de transporte más sostenibles». La ordenanza diferencia entre estacionamientos limitados y controlados con parquímetros, Áreas de Circulación Restringida, Zonas de Aparcamiento para Residentes y estacionamientos libres

Las zonas controladas con parquímetros tendrán diferentes cuotas en función de los núcleos. En Deià, la cuota mínima (30 minutos) será de un euro y la máxima (180 minutos) de 4 euros. En Cala Deià oscilan entre 1,50 euros y 6 euros (por 240 minutos) y en Son Marroig entre 1,50 y 12 euros en el caso de los turismos y los 6 y los 28 euros en el de los autobuses. Estos precios se refieren a la temporada alta (entre el 1 de abril y el 31 de octubre), ya que el resto del año los precios se reducen de forma considerable. 

En todos los casos, el sistema se aplicará de lunes a domingo. Entre otras excepciones, los coches eléctricos no pagarán, así como los vehículos de residentes con tarjetas expedidas por el Ayuntamiento. Los infractores pagarán sanciones que oscilan entre los 40 y los 80 euros.

La normativa contempla las áreas de circulación restringida (ACIRE) en determinadas zonas que por sus «condiciones viarias, urbanísticas, sociales, económicas, de catalogación o protección» así lo requieran. El Ayuntamiento tramitará acreditaciones o autorizaciones para acceder a estas zonas a los residentes con las tarjetas ZAR-ACIRE u ORA-ACIRE. 

En las zonas de aparcamiento restringido a residentes (ZAR) sólo se permitirá el estacionamiento de determinados vehículos oficiales, sanitarios, municipales, comerciales o especialmente autorizados por el Ayuntamiento, así como las motos y bicicletas. 

El consistorio ‘deianenc’ facilitará a los residentes las diferentes tarjetas identificativas que permitan el acceso o estacionamiento an las zonas restringidas al resto de vehículos. Los solicitantes no podrán tener deudas fiscales con el Ayuntamiento. 

Las tarjetas de abono ORA que se entregarán a los residentes tendrán un coste que va de los 20 euros para un periodo de medio mes a los 65 euros de un año. No obstante, con informe de Servicios Sociales la tarjeta podrá ser gratuita en algunos casos.