Nuevo pacto de Binissalem: El PSOE, de denunciar al alcalde por corrupción a avalar su gestión

El partido dejó de estar personado en la causa judicial contra Víctor Martí poco antes de iniciar las negociaciones con él para ingresar en el gobierno local

El alcalde Víctor Martí, el pasado junio, cuando fue reelegido alcalde de Binissalem.

El alcalde Víctor Martí, el pasado junio, cuando fue reelegido alcalde de Binissalem. / Jaume Canut

Joan Frau

Joan Frau

El PSOE de Binissalem, que el jueves ratificó el acuerdo para ingresar en el equipo de gobierno ahora formado por Unió per Binissalem (UxB) en minoría, ha pasado en pocos meses de denunciar junto al resto de la oposición al alcalde Víctor Martí ante Anticorrupción por presuntas irregularidades contables y de mostrarse durante toda la pasada legislatura muy beligerante con la gestión del regidor de UxB, a «avalar sus políticas» en la presente legislatura, según apunta Aurora Mateu, portavoz de Més

El cambio de criterio de los socialistas no ha cogido por sorpresa a los otros dos partidos de la oposición. Mateu añade que se trata de una situación que «todo el mundo conoce desde hace meses en el Ayuntamiento». El PSOE, «ya sea con sus votos, ausencias en votaciones clave o la nula voluntad de consensuar iniciativas con el resto de partidos», ha facilitado el camino al alcalde Víctor Martí. El nuevo régimen de dedicaciones parciales y exclusivas, la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo o el visto bueno a facturas extrajudiciales por valor de 200.000 euros son algunas de las medidas que han prosperado gracias a los socialistas.

La «nueva deriva» del PSOE «dista mucho del discurso con el que se presentaron a las elecciones», añade la portavoz de Més, quien asegura que «no pocos» simpatizantes del PSOE local «nos han hecho llegar su perplejidad» con el pacto. 

La renovación en la dirección de la agrupación socialista local ha sido determinante en el cambio de postura. En las últimas legislaturas, la anterior portavoz Pepa Ramis se había mostrado muy crítica con la gestión de Víctor Martí. Junto a PP y Més, en 2020 presentaron una denuncia contra el alcalde ante Anticorrupción por presuntas irregularidades en la gestión económica de los años 2018, 2019 y 2020. La fiscalía abrió diligencias y el caso sigue vivo, pero el PSOE decidió hace unas semanas dejar de estar personado en la causa judicial, un movimiento que se interpreta como una posible cesión del PSOE ante Martí. Este diario ha querido conocer la opinión al respecto de Pepa Ramis, hoy sin ningún cargo ejecutivo en la agrupación local: «No voy a hacer ninguna declaración». Hay silencios que son sonoros.

El PP, por su parte, se muestra claro al vincular la retirada de la denuncia contra Martí con el nuevo pacto. «Es una moneda de cambio, no tenía lógica entrar en el equipo de gobierno con un buen sueldo y mantener la denuncia», señala la portavoz popular, Catalina Maria Mascaró. «Para nosotros es incomprensible que un partido como el PSOE, que impulsó la denuncia por presunta malversación, ahora la retire a cambio de cargos bien remunerados», añade Mascaró, que define el acuerdo como un «pacto de intereses». 

Por su parte, Pep Maria Pons, el portavoz socialista que ha liderado las negociaciones, niega tajantemente que se haya retirado la denuncia para facilitar el acuerdo. Este trámite se formalizó «antes de iniciar contactos con UxB», dice. Fue «a finales de agosto o principios de septiembre». Los primeros «acercamientos» serios con Martí se produjeron «a finales de septiembre», pero «no es un intercambio de cromos». Simplemente, el partido se ha dado cuenta de que «los tiempos judiciales son unos y los políticos son otros». 

Pons, que en principio será teniente de alcalde con dedicación exclusiva, admite que el acuerdo se presentaba «complejo» pero que «ha habido buena voluntad de las dos partes para acabar con el bloqueo del Ayuntamiento durante los últimos seis años». Pons quiere pasar página a la etapa de Pepa Ramis: «Ahora, en el PSOE hay otro talante, tal vez lo que hicimos antes no era lo adecuado». 

Estaba previsto que este viernes por la noche UxB ratifique el acuerdo alcanzado con el PSOE. El pacto «es muy transparente» y será presentado el lunes.