La 39 edición de la popular ‘Fideuada’ era muy esperada tanto por gente del pueblo como por una multitud de personas procedentes de otros municipios. Es de sobra conocido que los fideus de vermar de Binissalem, cocinados con carne de oveja vieja, traspasan fronteras y son muy codiciados por miles de paladares de toda la isla. De esta edición, para la cual el miércoles ya se habían vendido 3.300 tiquets al módico precio de un euro, cabe destacar el hecho de que, según se indica en el programa de actos, la ‘Fideuada’ también quiso ponerse de lado del Producto Local, disponiendo un calderón en el que se había preparado una parte de la suculenta cena con fideos de harina de la variedad local de ‘blat barba’ y con carne de cordero ecológico de Mallorca. Para ello cuentan con la colaboración de varios colectivos como son Apaema (Associació Producció Agrària Ecològica de Mallorca), la Associació de Varietats Locals de Mallorca, Pagesos Ecològics de Mallorca, Me ecològic de Mallorca, Es Molí de Sant Antoni y también de la empresa mallorquina Galletes Rossellons.

Una vez más, las tareas y preparativos de la ‘Fideuada’, que han empezado este jueves por la mañana temprano, han ido a cargo del equipo de cocineros al frente del cual está Francisco Reynés de ca s’Escabellat, quien figura como máximo responsable desde el año 2007

En definitiva, la zona de ca n’Arabí ha vuelto a estar a rebosar de comensales que no han querido perder la oportunidad de degustar un buen plato de fideus de vermar. O dos, en caso de poder repetir. También se han dispuesto dos botas de vino aportadas por la bodega José Luis Ferrer.

Debido a las fuertes lluvias de la noche anterior en la zona de Binissalem, el estado de los terrenos que cada año se disponen para aparcar los coches no se encontraban en condiciones adecuadas para tal fin, de manera que el Ayuntamiento ha emitido, a mediodía, un comunicado a través del cual se indicaba que la gente tendría que acceder a la zona de ca n’Arabí a pie debido a esta circunstancia.