Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor cubrirá la histórica plaza de Sant Jaume con placas fotovoltaicas

El Ayuntamiento quiere suministrar energía limpia al aparcamiento subterráneo, cuyos equipos eléctricos se renovarán - La institución ha solicitado una subvención de 300.000 euros al Govern para la instalación de las pérgolas solares

Una imagen general de la plaza de Sant Jaume de Manacor, una de las más emblemáticas de la ciudad. | S. SANSÓ

La plaza de Sant Jaume, una de las más emblemáticas e históricas de la ciudad de Manacor, cambiará de piel. Y lo hará mediante cubiertas inclinadas donde se instalarán centenares de placas solares, necesarias para mantener en funcionamiento el aparcamiento que hay justo debajo y que ahora el Ayuntamiento quiere transformar en un ejemplo de eficiencia energética.

El pasado pleno municipal de julio incorporó un remanente por un valor de 230.000 euros con la intención de llevar a cabo una actualización de los equipos eléctricos, de ventilación y contra incendios del aparcamiento subterráneo de la plaza de Sant Jaume, además de una ampliación (en 6 plazas) de los puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Pero para lograr que toda esta modernización pueda funcionar por sí sola de una forma limpia y sostenible, el Consistorio está gestionando, paralelamente, una subvención de la conselleria de Territorio, Energía y Sostenibilidad de 300.000 euros más, con el fin de acometer una actuación tan vistosa como eficiente: cubrir buena parte de la plaza con unas nuevas pérgolas solares que den suministro eléctrico limpio y sin coste a toda la instalación.

Cambio climático

«Es una forma más de luchar activamente contra el cambio climático y de ser respetuosos con el medio ambiente», explican desde la SAM, la empresa de servicios del ayuntamiento de Manacor. Esta entidad fue constituida en el año 2000 para la gestión de los aparcamientos, zona azul y los dos subterráneos, y que ahora ya se encarga de la red de agua corriente o de los servicios de las nueve playas del municipio del Llevant.

Según explican la presidenta del consejo de administración de la SAM, Cristina Capó, y el gerente de la sociedad, Francesc Grimalt, se sustituirán las actuales pérgolas de madera por otras de cubierta plana e inclinada para aprovechar todas las horas de incidencia solar posibles. Lo que implicará a su vez conseguir muchos más espacios de sombra en la superficie de Sant Jaume. «Un proyecto que de todos modos queremos consultar previamente con los vecinos más próximos para que nos den su opinión y sus sugerencias».

Grimalt confirma que será una instalación fotovoltaica de 80 kW, lo que teniendo en cuenta que por cada kW son necesarios 10 metros cuadrados de placas, se colocarían alrededor de 260 paneles solares a lo largo y ancho de la plaza.

Precedente

La referencia más próxima está en la instalación inaugurada la pasada primavera para cubrir un parking en superficie al lado de la estación de trenes. Un proyecto con tres pérgolas fotovoltaicas de 100 kW que producirán parte de la energía para autoabastecer cuatro nuevos puntos de carga de vehículos eléctricos y al nuevo edificio del CEIP Simó Ballester.

Las pérgolas en ese caso están cubiertas con un total de 324 paneles solares de 310 Watts Pico, con una producción eléctrica anual de 130.406 kWh, lo que supondrá un ahorro de 103.837 kg de emisiones de CO2.

El proyecto, que se ejecutó en diez semanas, ocupa una superficie de 436 metros cuadrados, y tuvo un coste de 149.500 euros financiados mediante una subvención que la SAM solicitó a la conselleria de Territorio, Energía y movilidad en 2019.

Compartir el artículo

stats