Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de un decreto de alcaldía impidió a sa Pobla condenar el golpe franquista del 18-J

La izquierda de Felanitx denuncia que el PP «ha arrastrado» a El Pi a no secundar la campaña

Las banderas no se colocaron a media asta el domingo en sa Pobla, tal y como refleja la foto.

Las banderas no se colocaron a media asta el domingo en sa Pobla, tal y como refleja la foto.

El de sa Pobla era uno de los 33 ayuntamientos de Mallorca que se habían adherido al gesto simbólico promovido por la entidad Memòria de Mallorca para condenar el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, pero el pasado domingo, día del aniversario del alzamiento franquista, la institución municipal no colocó las banderas a media asta como sí hicieron el resto de instituciones municipales que se sumaron a la campaña. El motivo fue la falta de un decreto de alcaldía que diera cobertura legal a la iniciativa, que había sido refrendada a finales de la pasada semana por el equipo de gobierno formado por El Pi, Independents, PSOE y Més.

Al contrario que en el caso de Llucmajor, donde el Ayuntamiento se había adherido en un principio para después dar marcha atrás por falta de consenso en el gobierno local, en sa Pobla el motivo no parece tener un trasfondo político y sí una posible «descoordinación» entre diferentes áreas municipales, según se desprende de las declaraciones de los portavoces de los grupos de la izquierda municipal.

La socialista Xisca Mir, tercera teniente de alcalde, explicó que todo apunta a un «fallo de coordinación» entre quien debía dar la orden y quien debía ejecutarla, lo que impidió que el alcalde Llorenç Gelabert firmara el decreto correspondiente. «No hay un motivo político, ha sido un fallo», añadió Mir. Al parecer, el secretario «está de vacaciones», un hecho al que también se ha sumado el inicio de las fiestas patronales de Santa Margalida y Sant Jaume. «Las cosas más urgentes nos han pasado por encima», concluyó la portavoz del PSOE.

15

Las banderas de una treintena de municipios de Mallorca ondearán a media asta contra el golpe franquista B. Ramon

Por su parte, el regidor de Més Biel Payeras también señaló que el principal motivo de la no participación de sa Pobla en la iniciativa es que «faltaba firmar un decreto y finalmente no se hizo», aunque evitó entrar en polémica con el alcalde Gelabert a la espera de celebrar una reunión para debatir sobre esta cuestión. En cualquier caso, Payeras aseguró que no hay discrepancias políticas por este tema en el equipo de gobierno municipal, ya que el alcalde había dado el visto bueno el jueves a la campaña de Memòria de Mallorca.

Concentración de ayer frente al ayuntamiento de Felanitx. | XAVI AGUILÓ

Biel Ferragut, de los Independents, no quiso hacer declaraciones al respecto. Por su parte, el alcalde Llorenç Gelabert (El Pi) no contestó a las diversas llamadas e este periódico.

Protesta en Felanitx

Por otra parte, el PSOE, el Bloc y Unides Podem de Felanitx convocaron ayer una concentración frente al Ayuntamiento para expresar su condena al golpe de Estado franquista de 1936, ya que la institución municipal decidió no participar en el gesto simbólico promovido por Memòria de Mallorca porque, a su entender, había topado con la negativa del PP, que «ha arrastrado a El Pi a no condenar el golpe contra la democracia republicana».

No obstante, El Pi decidió ayer participar en la concentración, que contó con unas veinte personas, aunque el alcalde Jaume Monserrat no acudió personalmente. Según denunciaron los grupos de izquierda, el alcalde obvió la carta remitida por Memòria de Mallorca y no la contestó para «evitar la confrontación» con sus socios del PP.

Pere A. Mascaró, de El Pi, explicó que «no hubo consenso» en el equipo de gobierno, aunque su grupo «estaba totalmente a favor de la condena al golpe».

Compartir el artículo

stats