Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No vagi per dit | En el PP de Sóller querían colocar a Simarro en Palma

Las marcas viales hechas con tiza en el aparcamiento.

Las marcas viales hechas con tiza en el aparcamiento.

La dimisión avanzada de Gabriel Company al frente del PP de Balears ha cogido a contrapié a más de uno en el seno del partido conservador. Los había que hacían quinielas para que Company integrara en su candidatura, ergo en la dirección regional, al alcalde de Sóller Carlos Simarro. Con la marcha de Company y la próxima entrada de la «Ayuso» a la mallorquina, los que querían colocarlo en Palma se quedan compuestos y sin novia. Candidatos a sustituirle en Sóller parece que no faltan. 

Simarro cumple la mayoría de edad como alcalde 

Carlos Simarro celebró el otro día el 18 aniversario de su nombramiento, por primera vez, como alcalde de Sóller. Aseguraba que los niños nacidos ese día ya tienen capacidad de votar. Que lo hagan a su favor, ya es otra cosa. 

Líneas marcadas con tiza en un aparcamiento público

En Sóller se hace alguna que otra chapucilla, como la del nuevo aparcamiento en el Infante Lois, donde el Ayuntamiento no ha tenido mejor idea que marcarle las plazas con tiza. Sí, utilizando la máquina que habitualmente se usa en los campos de fútbol para marcar las líneas del cuadrilátero. El problema es que con la lluvia y el paso de vehículos las marcas se borran cada dos por tres. 

El alcalde aplica la ley del Talión a quien se la hace 

El alcalde de Sóller es implacable cuando alguien se la hace. Un claro ejemplo son los antiguos dueños del campo de deportes Infante Lois que el Ayuntamiento hace poco tuvo que expropiar por casi nueve millones de euros. Ahora el Consistorio les ha abierto un expediente de infracción urbanística y les hace derribar una terraza de 120 metros. Además les impone multas coercitivas si no lo hacen en un plazo de tres meses. Es la ley del Talión, ojo por ojo y diente por diente.

La receta de las «pilotes» de Montoro no sale gratis 

El ayuntamiento de Sóller recurrió al famoso niño Miquel Montoro para promocionar la Fira de la Taronja. Pero nada es gratis en esta vida ya que su acto promocional ha supuesto para las arcas públicas un dispendio de 1.210 euros, según constaba en una reciente relación de pagos que hizo el municipio con sus proveedores. Nada es gratis, ni la receta de las famosas pilotes.

Compartir el artículo

stats