Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Majolaperla se queda con Majorica

El Juzgado de lo Mercantil de Palma dictamina la venta de la perlera manacorina tras la mejora de la oferta hasta los 12,2 millones y el mantenimiento de 161 trabajadores

Majolaperla se queda con Majorica

Majolaperla se queda con Majorica

Majolaperla SLU es, definitivamente, la nueva propietaria de Majorica. Se cierra así cerca de un año de incertidumbre, iniciado paralelamente a la pandemia sanitaria y que llevó a la perlera manacorina a presentar, a finales del verano pasado, un concurso de acreedores para poder subsistir. Ahora el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Palma ha dispuesto que la empresa francesa es la que mejor conjuga los dos parámetros básicos para el mantenimiento de la marca: poder pagar con solvencia la deuda y el mantenimiento del mayor número de trabajadores.

Así, y después de la última 'subastilla' ordenada por juez Víctor Heredia del Real, Majolaperla ha quedado nuevamente por delante, mejorando la liquidez hasta más de los 12 millones de euros y los puestos de trabajo de 96 a 161.

Tras la nueva presentación de ofertas, en segunda posición ha quedado la mallorquina Nova Mallorca Inversiones SL, que a pesar de mantener hasta 20 lugares más de la plantilla total de Majorica, se queda lejos del dinero puesto sobre la mesa para asumir las deudas, el ahorro de costes laborales y la liquidez (8,7 millones), con un superávit total de solamente 57.263,53 euros, por los más de 3,3 millones de remanente tras la compra de la empresa de Gregorie Bontoux, accionista de las multinacionales Carrefour o Dia .

Cabe recordar que el proceso de venta tras la presentación del concurso de acreedores, se inició el 3 de diciembre de 2020. Cinco fueron entonces las empresas ofertantes: Inversiones Cas Germans SL (Orquídea), Jofra Deca SL, Majolaperla SLU, Nova Mallorca Inversions SL y Sobior SAS, que tuvieron que ingresar 100.000 euros en la cuenta intervenida para poder participar.

El administrador concursal, Fernando Martínez Sanz, presentó un primer informe el 9 de marzo de 2021 en el que postulaba a Majolaperla como la empresa que mejor aunaba las dos variables principales, con un margen superior al 15% respecto a las siguientes. Sin embargo, el hecho de proponer el despido de dos tercios de la plantilla (manteniendo solamente a 96 trabajadores), propició que el juez determinara la apertura, el pasado 12 de mayo, de una ‘subastilla’, con el fin de que las cinco ofertantes pudieran mejorar sus proposiciones iniciales.

Todo ello con una concentración de protesta entre medias, que el paso 20 de abril reunió en la fábrica de Manacor a cerca de un centenar de trabajadores de la perlera, que pidieron “más ocupación y más industria”, con el fin de mantener el mayor número de trabajadores locales posible. Unas reivindicaciones auspiciadas por el Comité de empresa y por los sindicatos CCOO y UGT, muy poco activos durante todo el proceso.

En cuanto al mantenimiento de los puestos de trabajo, el administrador concursal ha reconocido “el indudable esfuerzo llevado a cabo por alguno de los ofertantes” para aumentar el número de trabajadores cuyos contratos se subrogan y quedan en plantilla. Pero también defiende la oferta de Majolaperla SLU, en el sentido que “deben tenerse igualmente en consideración las posibilidades de cobro por parte de los trabajadores que quedan en la concursada”, es decir los que no continuarán.

El juez, explica en su resolución, ha tenido muy en cuento la mejora tanto económica como laboral hecha por la empresa francesa, que ha aumentado su aportación para la liquidez, asunción de la deuda y el ahorro de costes de los 9,5 millones de euros de la oferta inicial, hasta los 12,2 de la mejorada. Y también su criterio de empleo, con un mantenimiento de empleo de los 96 trabajadores de la primera oferta hasta los 161.

La única de las ofertantes que ha mantenido intactas las condiciones de su oferta inicial ha sido Sobior SAS, con la asunción en plantilla de 138 trabajadores, pero con un déficit por impago de créditos contra masa de -670.726,19 euros, con lo cual ha quedado en la parte baja de las empresas propuestas tanto por el administrador como por el juez, Víctor Heredia.

De esta manera Majolaperla SLU asumirá los inmuebles y la actividad de Majorica y lo prometido en la oferta, lo que incluye las marcas asociadas a la perlera, el secreto industrial para la fabricación de las perlas artificiales, el mantenimiento de trabajadores indicado, la fábrica del polígono industrial de Manacor, el inmueble de la calle Pedro Richie, los contratos de arrendamiento de las tiendas de Manacor, Coves del Drach y Valldemossa, el contrato de superficie de Porto Cristo, el acuerdo con El Corte Inglés o los contratos de distribución en China, Rusia, Armenia, Oriente Medio, Marruecos, México, Portugal, Perú, Croacia Filipinas, Colombia y Kazakhstan.

Los trabajadores: «Confiamos en que cumpla la prometido»

«Asumimos el auto porque no nos queda otra». Así de claro habla Cati Ginard de CCOO. En cierta manera, el comité de empresa admite que está contento con la mejora de la oferta pero está a la espera de empezar a negociar el ERE. «Evidentemente por esta parte no estamos nada satisfechos porque 111 trabajadores se quedarán fuera con una media de 47 años». «Confiamos en que Majolaperla cumpla lo prometido», apostillan. La empresa asegura que empezará de inmediato a trabajar con ellos y las autoridades para «construir la nueva Majorica». 


Compartir el artículo

stats