Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Memoria democrática

Calvià elimina los nombres franquistas de tres calles con el voto en contra de PP y Vox

La oposición denuncia que la modificación no es prioritaria en los actuales tiempos de crisis y que provocará problemas a vecinos y empresas

Imagen de la calle General García Ruiz, ubicada en el entorno de Punta Ballena, en Magaluf.

Imagen de la calle General García Ruiz, ubicada en el entorno de Punta Ballena, en Magaluf.

El pleno celebrado este jueves en Calvià ha aprobado con el único voto a favor del equipo de gobierno (PSOE y Podemos-Més) el cambio de denominación de tres calles del municipio que estaban dedicadas a figuras vinculadas con la dictadura franquista. Se trata de las calles General García Ruiz (Magaluf), Sor Rosenda (Calvià vila) y Policia Damià Barceló (Calvià vila), que a partir de ahora pasarán a llamarse Francisca Pujol Terrassa, Convent y Can Sopa, respectivamente. PP y Vox han votado en contra de la propuesta, mientras que Ciudadanos ha optado por abstenerse.

El regidor Rafel Sedano (Podemos-Més) ha explicado que la calle General García Ruiz fue bautizada así «entre 1939 y 1975», sin que se conozca el año exacto, y ha añadido que la nueva denominación «supone un reconocimiento a las mujeres del mundo turístico», ya que la calle estará dedicada a Francisca Pujol, «una emprendedora que en los años 50 abrió los primeros bares de Magaluf». 

Por su parte, la calle Sor Rosenda data de los años 50, cuando se decidió bautizar la vía con el nombre de una «monja delatora», mientras que la calle Damià Barceló fue nombrada por el PP en la legislatura 2007-2011 «a propuesta de la AAVV de Calvià vila, que desconocía el pasado» del homenajeado, según Sedano. En ambos casos se ha optado por recuperar nombres de la toponimia tradicional. El regidor asegura que antes de la aprobación de los cambios «se ha realizado un proceso informativo en los domicilios y llamando a los vecinos».

Los partidos de la oposición han denunciado que la iniciativa no es una prioridad en los actuales tiempos de crisis económica y que los cambios implicarán numerosos problemas a vecinos y empresas de estas calles. Vox acusa al pacto de «gobernar para gestionar el pasado» y denuncia el «despilfarro» que supone para el Ayuntamiento. Cs también ha criticado los «inconvenientes» que causará a los vecinos. 

Nati Francés, del PSOE, ha avivado la polémica al afirmar, dirigiéndose a la derecha, que «si votan en contra se reconocerán como un partido franquista», a lo que el PP ha replicado con la pregunta: «¿si nosotros somos franquistas, ustedes son etarras por llegar a acuerdos con los herederos de ETA y fuerzas independentistas?». Este comentario ha provocado la reacción de Més y el alcalde Alfonso Rodríguez, quienes han exigido una «rectificación» a la portavoz popular, que ha matizado sus palabras. 

Compartir el artículo

stats