Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Peligran las Valentes Dones de Sóller por divergencias en la organización

Las Valentes Dones las nombra el Consistorio

Una instantánea del último Firó de Sóller antes de la pandemia.

Una instantánea del último Firó de Sóller antes de la pandemia.

Unas divergencias entre los colectivos que promueven el Firó y el ayuntamiento de Sóller hacen peligrar que este año haya investidura de las Valentes Dones, en tanto que un sector de la organización quiere posponerlo al próximo año porque no se celebrará el Firó. El Ayuntamiento quiere, por su parte, que haya investidura junto con el pregón con el que se inaugurarán los actos, si bien limitados, de las ferias de mayo de Sóller.

Las diferencias surgieron hace unos días en el transcurso de una reunión en la que participaron representantes de los colectivos de moros, payeses y payesas junto con miembros del Consistorio. En esta reunión se tenían que seguir perfilando los actos que se celebrarán este año durante las fiestas de mayo, pese a que por segundo año no se celebrará el Firó para evitar grandes aglomeraciones de personas con motivo de la pandemia de covid.

En esta reunión dos de los tres colectivos manifestaron su oposición a que se haga el acto de investidura de las Valentes Dones, los personajes que representan a las hermanas Casasnovas que el 11 de mayo de 1561 defendieron su casa de Can Tamany de la incursión mora con la tranca de la puerta al ser asaltada. Se trata de una postura que contrasta con la manifestada por el Ayuntamiento que está preparando diferentes actos para la feria y para sustituir el tradicional Firó. Los colectivos alegan que como no se celebrará la fiesta entre moros y cristianos la investidura de las Valentes Dones debería hacerse el próximo año, pese a que las candidatas a ocupar este cargo fueron elegidas a principios de 2020. Pero el Ayuntamiento se postula que la investidura debe celebrarse este año, al igual que se celebrará el pregón de fiestas. Pese a las discrepancias, la última palabra la tendrá el consistorio, puesto que las Valentes Dones son unos personajes institucionales regulados por normativa municipal. Aunque su elección va a cargo de los colectivos, el nombramiento lo hace el Ayuntamiento en cumplimiento de lo estipulado en el reglamento.

Preocupación

Las discrepancias con los colectivos ha generado preocupación en el ayuntamiento de Sóller. Así lo reconoció la concejal de Participación Ciudadana, Mar Castañer, que, sin querer entrar en polémica con los colectivos, lamentó el cambio de postura de los grupos que organizan el Firó. Castañer defendió que este año las fiestas de mayo deben contar con la investidura de las Valentes Dones «como un paso más hacia la normalidad» a pesar de que «no habrá Firó por razones más que obvias».

A pesar de las diferencias, el Ayuntamiento continuará con la organización del acto más solemne de las fiestas que prevé celebrar el 6 de mayo en la parroquia de Sant Bartomeu, templo que acogerá la lectura del pregón y el nombramiento de las Valentes Dones, tanto en su categoría de adultas como en la de infantiles.

Compartir el artículo

stats