Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estado de la estructura pide «mà de mestre» y reconstruir «piedra a piedra»

«La ventaja es que la estructura se mantiene en pie y se puede reconstruir metro a metro»

El Gremi de Margers determina que el Moll de sa Duana requiere una «restauración cuidadosa». Las grietas que presenta el conjunto son paralelas a la línea de mar, lo que lleva a los margers a pensar que han sufrido la erosión, aunque apuntan que la parte empedrada que se aleja de estas grietas está en buenas condiciones, a excepción de algún punto que debe restaurarse. «Evidentemente las grietas piden mà de mestre pero la ventaja es que la estructura se mantiene en pie y se puede reconstruir piedra a piedra, metro a metro». Por ello, el informe hace especial hincapié en que la restauración se debe afrontar con «la metodología de arqueólogo o restaurador de monumentos, catalogando fotográficamente, desmontando las piedras con mucho cuidado, enumerándolas para luego poder colocarlas en el mismo sitio». «Si no se sigue este método consideramos imposible reconstruir el conjunto exactamente como está hoy en día», concluye el Gremi de Margers que deja claro que se debería de «exigir a la empresa adjudicataria que la ejecución de la reconstrucción la lleve a cabo un experto en construcción en piedra que domine la técnica, experiencia en manejar piedras de grandes dimensiones y conocimientos del patrón a reproducir». «El desmontaje y la selección del material requiere mucha coordinación entre operarios».

Compartir el artículo

stats