Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Las multas de la ´Ley Seca´ nocturna, a la espera del cambio de gobierno

La Policía sólo informará por ahora a los infractores sobre la existencia de las medidas ´antihooligans´

El Ayuntamiento ha recibido numerosas solicitudes de medios británicos ante la entrada en vigor de las nuevas normas.

El Ayuntamiento ha recibido numerosas solicitudes de medios británicos ante la entrada en vigor de las nuevas normas. Alejandro Fernández

La Policía Local de Calvià se prepara para afrontar lo que las autoridades políticas quieren que sea el Año Cero de Magaluf, el verano que deje definitivamente atrás la era de los escándalos turísticos semanales. Las medidas con las que la administración aspira a cambiar la imagen de Magaluf empezarán a aplicarse el próximo martes y, al menos en esta fase inicial, no irán acompañadas de multas.

La jefatura policial está organizando reuniones durante esta semana, para definir el protocolo que se seguirá a partir del martes para hacer cumplir las restricciones a la organización de excursiones alcohólicas y la prohibición de beber alcohol en las vías públicas de zonas turísticas durante la noche, entre otras disposiciones.

Los agentes se limitarán a informar a los infractores de que esas conductas están prohibidas en las ordenanzas, según confirmaron ayer fuentes policiales. Los policías se cerciorarán de que los locales de ocio tengan los carteles informativos obligatorios señalando que no se pueden sacar bebidas a la calle. Dentro de esta campaña informativa inicial, está previsto también que se repartan trípticos en los hoteles de la zona. Los mandos policiales analizan durante estos días si se produce un despliegue especial con motivo de la entrada en vigor del plan de choque contra el hooliganismo, una batería de actuaciones que ha despertado el interés de un gran número de medios de comunicación internacionales, especialmente británicos, interesados en cubrir el primer día de aplicación de las normativas.

En esta fase inicial, sin embargo, no habrá multas. La fecha en que los agentes empezarán a sancionar está condicionada por la transición que vive actualmente el ayuntamiento de Calvià, que el próximo 13 de junio acogerá el pleno de investidura de la nueva corporación. Al nuevo Consistorio le corresponderá la tarea de fijar el calendario de inicio del régimen sancionador.

En el caso de la Ley Seca nocturna en la calle, las multas pueden llegar hasta los 750 euros. En concreto, la ordenanza de Policía y Buen Gobierno recientemente modificada establece que queda prohibido el uso de espacios públicos para "el consumo, venta, suministro y distribución de bebidas, alcohólicas o no [...] cuando se produzca en agrupaciones o acumulaciones de personas [que causen] molestias de ruido que impidan el normal descanso de los vecinos afectados", entre las diez de la noche y las ocho de la mañana.

Compartir el artículo

stats