Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario

Las expropiaciones de solares fueron aprobadas por los 'muy comunistas' Franco y Bauzá

El pavimento de la plaza de España está en muy mal estado.

El presidente del PP de Palma, Jaime Martínez, puso el grito en el cielo el pasado lunes cuando presentaba las alegaciones de su formación política al nuevo Plan General de Ordenación (PGOU) de Palma. En concreto, en el punto relativo a la posibilidad de que el Ayuntamiento expropie solares destinados a la construcción de viviendas que han permanecido vacíos durante cuatro o seis años, Martínez manifestó que se trataba de una posibilidad «inadmisible» para el grupo conservador ya que constituía un «atentado directo a la propiedad privada». Lo anterior justificaba que tildara al nuevo Plan como el del «expropíese y del pelotazo». Lo que no dijo Martínez fue que, en realidad, la posibilidad de expropiar solares vacíos no es ni siquiera una aportación nueva de este gobierno municipal rojo, independentista y bolivariano que padecen los ciudadanos palmesanos, sino que proviene nada más y nada menos de normas aprobadas por los como todo el mundo sabe muy comunistas Francisco Franco Bahamonde y José Ramón Bauzá, convertido ahora en liberal. En efecto, la posibilidad de expropiar solares vacíos para construir viviendas está contemplada ya en la ley estatal del suelo de 1975, y en la Llei d’Ordenació del us del Sol de 2014 de esta Comunitat Autònoma.

A MAC Insular no le salen las cuentas de los residuos de la plaza de España

Tal como se publicó en esta sección, el presupuesto del proyecto de sustitución del pavimento de la plaza de España, valorado en 2.499.578 euros, incluye un apartado correspondiente a la «tasas de gestión de residuos», cuyo importe es de 202.412,99 euros. MAC Insular, el único gestor Autorizado, ha echado cuentas y ha afirmado que un ingreso de 202 mil euros de escombros supondrían la retirada de 4.700 toneladas, cuando probablemente de la plaza de España se extraerán 478,8 toneladas de pizarra, lo que supondría pagar una tasa de 20.775,98 euros. A no ser que excaven a un metro de profundidad en toda la plaza no salen por ninguna parte las 4.700 toneladas.

Compartir el artículo

stats