Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Queen Elizabeth’ en Mallorca: Una nueva atracción para los palmesanos desde el Castell de Sant Carles

El fortín se ha convertido en una atalaya desde la que muchos palmesanos han divisado el buque de guerra, que ha atracado este viernes en el dique del oeste y que se quedará en Palma hasta el martes

6

El portaaviones 'Queen Elizabeth', buque insignia de la Armada británica fondea en la Bahía de Palma Guillem Bosch

El coloso de la Armada británica, el portaaviones Queen Elizabeth, se ha convertido este viernes en nueva atracción para los palmesanos, pues muchos de ellos se han acercado hasta el Castell de Sant Carles para ver atracar en el dique del oeste al buque de guerra y sacarle fotografías y vídeos. Éste tuvo que realizar una maniobra espectacular para entrar en esta zona del puerto, a la que no pudo acceder el jueves por la presencia de un gran crucero.

A la llegada del barco a puerto, se desplegó una extensa área de seguridad y vigilancia que no permitió acercarse a la prensa al buque, Sí se pudo fotografiar desde cierta distancia.

Lo que sí pudo verse en la terminal más cercana al Queen Elizabeth, por donde debió bajar la tripulación, es a varios autocares y diferentes furgonetas para el traslado de los marinos a Ciutat. Tal y como ha podido saber este diario, uno de los lugares de parada fue la Catedral de Mallorca. Tal y como avanzó este periódico, los tripulantes, que hacen una parada de descanso en la isla, tienen previstas excursiones, practicar senderismo e incluso jugar un partido de rugby con deportistas locales, actividad deportiva que finalmente ha sido cancelada tal y como ha podido saber este diario. 

Algunos de los familiares de estos marinos están alojados en hoteles de la ciudad y alrededores.

El impresionante barco fondeó el jueves en torno a las 10.30 horas en la bahía de Palma. Está previsto que se quede en Ciutat hasta el próximo martes, que será cuando ponga rumbo a Rota, para regresar después a Portsmouth tras una ruta de meses por el Indo-Pacífico en una travesía de 48.000 kilómetros. 

El Queen Elizabeth transporta 18 aviones de combate Lockheed Martin F-35 Lightning II. Mide 70 metros de altura y 280 de largo.

Cinco gimnasios 

El barco, que ha hecho esta parada en Palma y que ha reemplazado al HMS Ocean, es el buque más grande jamás construido para la Royal Navy y cuenta con cinco gimnasios, una capilla y un centro médico. Desplaza 65.000 toneladas y presenta una eslora de 280 metros y una manga de 73 metros, espacio suficiente para tres campos de fútbol. Es capaz de transportar hasta 1.600 efectivos y 40 aeronaves, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 25 nudos y una autonomía de 10.000 millas náuticas, unos 19.000 kilómetros.

La cubierta de vuelo del buque tiene cuatro pistas enormes que se utilizan para lanzar el avión rápido F35 Joint Strike Fighter.  

Compartir el artículo

stats