Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario | Sobran sepulturas en el cementerio privado de Marratxí

Esquema de permuta entre la EFM y Funespaña.

El consejero delegado de Funespaña 2, Alberto Ortiz, ha manifestado que su empresa, que es la mayor propietaria de sepulturas en el cementerio privado de Marratxí, no tiene ninguna intención de construir más unidades de enterramiento en los 45.000 metros cuadrados que ahora son de su propiedad como consecuencia del acuerdo de permuta con la Empresa Funeraria Municipal (EFM) de Palma. Al margen de si urbanísticamente sería posible o no esta opción (en estos momentos no porque los terrenos están calificados como rústicos. Además, según Ortiz, en estos momentos en Bon Sosec hay un exceso de sepulturas, por lo que se plantean utilizar esta superficie, que tiene una colina desde la que se ve todo el cementerio, como una reserva de suelo que se va a ofrecer a las familias para realizar algún tipo de ceremonia de recuerdo para sus seres queridos.

Operación Finisterre, paralela y coincidente 

Junto al acuerdo de permuta de Bon Sosec, la EFM ha aprobado también la denominada «operación Finisterre» consistente en recuperar 5.068 nichos y tres sepulturas construidas en la década de los años setenta por Mapfre mediante una cesión de terrenos a esta aseguradora. La recuperación de estas unidades de enterramiento por parte de la funeraria se ha realizado con el compromiso de respetar los compromisos firmados con las personas que disponen de un seguro con esta empresa. Según el gerente de la Funeraria, Jordi Vilà, esta operación ha sido coincidente en el tiempo con la de Bon Sosec, aunque completamente desligada.

Hacia un modelo propio para Bon Sosec

Con la adquisición de la totalidad del tanatorio de Bon Sosec, la Funeraria tiene ahora despejado el camino para diseñar un modelo propio para estas instalaciones, con el fin de que dejen de ser utilizadas para cubrir los excedentes de Son Valentí.

Compartir el artículo

stats