La zona de juegos infantiles situada en el bosque de Bellver cerca de la entrada por la calle Polvorí se convertirá en un "parque de aventuras", que ocupará 3.052 metros cuadrados y albergará hasta 20 juegos distintos adaptados a distintas edades.

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma que dirige la concejala Angélica Pastor va a invertir en este proyecto alrededor de 600.000 euros procedentes de la ampliación en otros 1,2 millones de la cuantía del Lote 2 destinado al mantenimiento de los espacios públicos verdes de la Zona de Ponent aprobada el miércoles en la junta de gobierno.

Buena parte del resto de esta cantidad se destinará también a otras actuaciones previstas en el bosque como la adecuación de caminos interiores y la eliminación de los más de 650 pinos muertos por la plaga de Tomicus. Los troncos de estos ejemplares se utilizará para la relización de bancales vegetales y los restos triturados para la mejora del suelo con el fin de evitar sacar nutrientes del bosque. Esta reforestación será una actuación a largo plazo y la denominada Mesa del Árbol, que se consistirá en breve, determinará que especies y cuántos ejemplares se sembrarán para la restitución de los que se eliminan.

El nuevo parque aprovecha el desnivel existente en la explanada situada en la entrada al bosque por la calle Polvorí en la que actualmente se ubican juegos te tenis de mesa y un área de picnic para crear un nuevo parque integrado en el entorno que incluirá más de 20 juegos diferentes.

Zona más próxima a la calle Polvorí que se utilizará para la colocación de los juegos para los más pequeños.

Tal como ha explicado la concejala, el nivel situado a la entrada de la calle Polvorí se destinará a los más pequeños y dispondrá de un total de 18 elementos diferentes en el que se incluirán cabañas, casas de juegos, ovejitas, columpios, mesas, taburetes, areneros delimitados por troncos, piedras redondeadas de río y grúas accesibles, entre otros.

Otra zona dispondrá de elementos para que puedan ser utilizados par menores de más edad.

El nivel inferior se destinará a los más mayores y dispondrá de taludes que permiten la instalación de toboganes accesibles, toboganes con túnel, troncos inclinados, tarimas de madera para trepar, un esqueleto y un hexágono, así como bolos grandes de río.

La concejala ha destacado que se trata de "una intervención muy completa" y que se ejecutará de forma inminente, ya que podría estar en funcionamiento antes de que finalice el año. Según Pastor, "se trata de juegos muy novedosos fabricados con madera sostenible, que también incluirá la construcción de unos aseos públicos". Asimismo ha afirmado que se trata de una zona que para su diseño se ha tenido en cuenta en todo momento la inclusión ya que "combina juegos accesibles con otros que no lo son", aunque en su conjunto puede ser utilizada por todos.

También se crean islotes vegetales situadas en los espacios entre juegos en las que se sembrarán plantas arbustivas propias del bosque de Bellver como matas o lentiscos, madroños y acebuches, entre otras.

Pastor ha recordado que este proyecto, que comenzará a ejecutarse en breve, requerirá de un estudio del arbolado de este espacio y forma parte del conjunto de actuaciones incluidos en las 17 previstas en el denominado Plan de Parques, que prevé ejecutar una inversión de 4 millones en un total de 57 espacios libres públicos de la ciudad.