Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de la mitad de las 11.932 plazas de la ORA de Palma son ocupadas por residentes

Como consecuencia del confinamiento debido a la pandemia provocada por la covid-19 en abril del año pasado no hubo ingresos por los aparcamientos de pago y en los meses posteriores no se llegó a los valores de referencia de otros años

En abril del año pasado se ampliaron los estacionamientos de pago en la calle Jesús.

En abril del año pasado se ampliaron los estacionamientos de pago en la calle Jesús. Manu Mielniezuk

Más de la mitad de estacionamientos de pago en los que se aplica la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos (ORA) están ocupadas de forma «casi permanente» por residentes que no desplazan su vehículo en todo el día.

Así se pone de manifiesto en la memoria correspondiente al año pasado de la Societat Municipal d’Aparcaments (SMAP), empresa de capital totalmente municipal que, desde junio de 2019, se encarga de la gestión de este servicio.

En estos momentos la ORA dispone de un total de 11.932 plazas distribuidas en tres sectores. El primero se corresponde con el centro de la ciudad, de Avenidas hacia adentro, el segundo abarca las zonas del Eixample en las que es de aplicación la ordenanza, y el tercero incluye zonas periféricas como la de los alrededores del mercado municipal de Santa Catalina o Cala Major y Sant Agustí.

Las plazas correspondientes a estos sectores son 8.622, a las que hay que añadir otras 2.084 denominadas 0/0, que solo pueden ser utilizadas en rotación y otras 753 se corresponden con cargas y descargas situadas en la zona azul.

Este estudio pone de manifiesto que del total 6.922 plazas son ocupadas prácticamente de forma permanente por residentes a lo largo de todo el día, lo que representa el 58% del total, por lo que tan solo el 18% se destinan en exclusiva a la rotación. Estos porcentajes explican las dificultades existentes para aparcar en zonas ORA sin un distintivo de residente, ya que, en determinadas zonas como las del centro de la ciudad, la rotación oscila entre el 0% (nula) y el 7%.

Por lo que respecta a la recaudación, el número de tiques diarios y, en consecuencia, la ocupación, «cae en los meses de verano», algo «especialmente acusado en julio y agosto, fruto de un menor uso de los aparcamientos regulados a causa de que muchos usuarios se van a su segunda residencia fuera de Palma, de vacaciones o bien se reducen los desplazamientos de los pueblos a la ciudad por motivos de trabajo». Por el contrario, las máximas ocupaciones, acompañadas de una mayor recaudación se producen habitualmente en los meses de octubre, noviembre y diciembre».

La anterior pauta de comportamiento se siguió al menos desde 2017. No obstante, el año pasado la pandemia provocada por la covid-19 trastocó todas las previsiones.

En concreto, en abril no hubo recaudación y en los meses posteriores, pese a que se observa una recuperación del servicio, no se llegó a los niveles de referencia de otros años. De hecho, la recaudación cayó un 27% en relación a 2019, pasando de los 8,5 millones de hace dos años a los 6,2 millones obtenidos en 2020.

Ampliación

El estudio de ampliación de la ORA elaborado a partir de las instrucciones recibidas de la concejalía de Movilidad prevé implantar el servicio en una tercera corona a lo largo del Eixample, con la previsión de duplicar el número de aparcamientos llegando a los 21.000. Esta ampliación se realizaría en tres fases «en un horizonte de cinco años (2021-2026)». También se prevé un cambio en el sistema de control y vigilancia.

Compartir el artículo

stats