Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El foso del Baluard del Príncep toma forma como nuevo espacio público

Modelo de Ciudad calcula que dentro de un año culminará la rehabilitación de este lugar, que tendrá un uso similar a ses Voltes u El futuro centro de interpretación de la historia de la ciudad dispondrá de tres patios y cafetería

Así toma forma la recuperación del Baluard del Príncep Manu Mielniezuk

El foso del Baluard del Príncep es hoy es un terreno lleno de maquinaria, materiales de obra, grúas y operarios trabajando, pero dentro de un año será un espacio abierto al público que permitirá acoger actividades populares y culturales, similar a ses Voltes, para disfrute de la ciudadanía. Estará conectado con la plaza Porta des Camp y con el paseo marítimo. Se trata de la intervención de mayor magnitud que en estos momentos tiene en marcha el departamento urbanístico del ayuntamiento de Palma, financiada en su mayor parte por el Gobierno, que invierte 4,2 millones de euros y en la que se incluye un amplio centro de interpretación de la historia de la ciudad, que tendrá cafetería y una situación privilegiada, en el mismo baluarte.

Durante una visita a estas obras, a primera hora de la mañana de ayer, la regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, remarcó el valor «simbólico» de esta rehabilitación, que abarca más de 11.700 metros cuadrados. «En un espacio que ocupaban las viviendas militares, recuperamos el patrimonio y será un espacio público para los vecinos». El proyecto ha sido modificado para que la parte del foso paralela a las avenidas tenga árboles, bancos y farolas, para que sea un lugar más amable y fresco, comentó la regidora.

Paralelamente se trabaja en el futuro centro de interpretación de la historia de la ciudad, una infraestructura de unos 800 metros cuadrados, sobre el mismo baluarte, que contará con tres patios, sala de exposiciones, un salón de actos y cafetería. Queda por definir su contenido. Que vaya a estar relativamente cerca del centro de interpretación que habrá en las Torres del Temple no supondrá una reiteración, ya que este último se centrará en la Palma islámica, al igual que en un futuro, si se llega a restaurar Can Serra, habrá otro de la Palma gótica, explicó el gerente de Urbanismo, Joan Riera, quien también ejerció de guía en la visita de obras.

Allí donde se prevé un mayor tránsito de personas, y erosión, se sustituye el marés por piedra de Santanyí

decoration

La restauración del Baluard del Príncep se inició en 2009, basándose en el proyecto de los arquitectos José Antonio Martínez Lapeña y Elias Torres. La intervención se dividió en seis fases diferentes y la ejecución de lo que son las dos últimas, la rehabilitación del foso, con su conexión a la plaza, y la construcción del centro de interpretación, comenzó justo antes de que se declarase la pandemia e, inevitablemente, se ha visto afectada. Aun así, con el actual ritmo de trabajo, Urbanismo calcula que en el primer cuatrimestre de 2022 podrá inaugurarse, y no en el verano del próximo año, como se anunció hace pocas semanas, con motivo de la visita del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

En cuestión de dos meses, quedará a la vista la otra parte de los arcos por los que se accederá a la plaza Porta des Camp, vallada y en plenas obras también. El estado de esas arcadas es toda una «incógnita», comentó Joan Riera. En la cara que queda a la vista, la del foso, se ha reforzado la estructura con piedra nueva y el contraste es muy evidente, pero Riera aclara que cuando acabe la obra se limpiará la piedra vieja y el efecto será otro. Además, el marés que se instaló en la anterior fase ya ha adquirido un tono envejecido, por lo que se ha integrado bien, destacó Truyol.

23

El foso del Baluard del Príncep toma forma como nuevo espacio público Manu Mielniezuk

El suelo del foso se cubrirá con hormigón de color arena, ya que colocar el mismo pavimento que se ha puesto en el Baluard resultaba demasiado costoso. Riera destacó que el marés se combina con piedra de Santanyí en aquellos puntos donde habrá mayor paso de gente, como el inicio de las escaleras. Las piezas se traen de una cantera de Petra y se cortan para que encajen perfectamente en su lugar.

En Porta des Camp se aprecia la otra escalinata que conectará con el foso. La accesibilidad a personas con problemas de movilidad a este lugar queda resuelta con la entrada por la parte del mar, apuntó Riera.

Una vez acabadas las obras, la plaza Porta des Camp quedará modificada en una cuarta parte, pero conservará todo su arbolado, garantizó Truyol.

Compartir el artículo

stats