14 de febrero de 2020
14.02.2020
Tribunales

Neus Truyol niega el delito medioambiental y recalca que cumplieron con la norma

La expresidenta de Emaya ha rechazado hoy ante la jueza un desvío en el canon de saneamiento

14.02.2020 | 14:27

La expresidenta de Emaya y actual regidora de Model de Ciutat en Cort, Neus Truyol, investigada por un delito medioambiental en el caso de los vertidos fecales a la bahía de Palma en el que se indaga si se ha producido una regresión de la posidonia, negó el viernes los cargos ante la magistrada instructora y la fiscal de medio ambiente de Balears. Truyol defendió la gestión de Emaya durante la pasada legislatura y recalcó que siempre han cumplido con la normativa vigente.

"Nosotros consideramos que no hay delito medioambiental porque todas las analíticas e informes técnicos que tenemos, no solo del ayuntamiento y del Govern balear, sino incluso de otras instancias estatales, dicen que cumplimos con los requisitos normativos. Nosotros cumplimos con toda la normativa vigente", indicó a su salida del edificio judicial. 

La exconcejal de Medio Ambiente de Cort también rechazó en rotundo que se haya desviado dinero del canon de saneamiento, el impuesto que recaudan los ayuntamientos y que gestiona el Govern, para fines distintos que no estén relacionados con el ciclo del agua. "De ninguna manera se ha desviado dinero. Todas las inversiones y toda la financiación del canon se destina a proyectos del canon de saneamiento", subrayó, tras declarar ante la magistrada del juzgado de instrucción número 12 de Palma.

Truyol fue recibida en la entrada de Vía Alemania por cuatro animalistas con pancartas que le han gritado "dimisión", "a la cárcel". En los carteles se podía leer 'Neus lo que tocas lo destrozas', 'Truyol, Noguera, Hila dimisión' o 'Neus Truyol no tienes humanidad, dimisión'. La expresidenta de Emaya, defendida por el abogado Antoni Monserrat, se mostró tranquila y colaboradora en todo momento y su interrogatorio duró una hora.

"Hoy he comparecido a declarar. He contestado a todas las preguntas, como he hecho siempre. Estamos actuando con total transparencia, como hicimos en la anterior legislatura. Yo estoy tranquila porque estoy convencida de que los hechos y los documentos demuestran que hicimos un buen trabajo para revertir la situación de déficit histórico que tenía la ciudad con mejoras de saneamiento. Trabajamos con otras administraciones como el Govern balear y el Gobierno del Estado español para que cada uno aportara los recursos que tenía a su alcance para mejorar la situación", informó al acabar su declaración judicial.

"Estoy convencida de que esta investigación confirmará esto, que la pasada legislatura, en la que fui presidenta de Emaya y regidora de ecología, se hicieron muchos esfuerzos para que la situación se revirtiera y veremos en los próximos años cómo esta situación mejora de una manera real", añadió Truyol.

La actual concejal de Model de Ciutat de Cort reconoció, como el jueves hicieron los tres técnicos de Emaya investigados, que las instalaciones de depuración de la ciudad estaban obsoletas y que trabajaron para revertir la situación.

"He explicado el trabajo que hicimos en la anterior legislatura que fue precisamente, por un lado, aprobar un plan de saneamiento con diferentes proyectos y con una financiación de más de 200 millones de euros, donde se determina que es necesaria una nueva depuradora para el Coll d'en Rabassa que tiene que realizar el Gobierno Español y que el ministerio de Medio Ambiente está redactando el proyecto", señaló Truyol.

"Estos proyectos se pueden financiar a través el canon de saneamiento. Quiero recordar que la anterior legislatura tuvimos 35 millones de euros del canon de saneamiento. Y en la legislatura anterior del Partido Popular hubo cero euros del canon de saneamiento. Esta legislatura actual se aprobará un proyecto de canon de 57 millones de euros", agregó la expresidenta de Emaya.

"Si comparamos el trabajo realizado del año 2000 a 2015 en relación a mejoras de saneamiento de la ciudad nos encontramos unas inversiones que no llegan a 30 millones de euros. Y si evaluamos las inversiones de 2015 hasta la actualidad estamos hablando de casi 100 millones de euros. La diferencia es real y se puede contrastar", abundó Truyol, quien añadió que están colaborando desde el primer momento con la Justicia y ahora hay que dejar que esta haga su trabajo.

Por su parte, la exgerente de Emaya, Imma Mayol, declaró durante poco más de media hora ante la jueza instructora y ha ratificado la versión de Neus Truyol. "No tengo nada más que añadir a lo que ha dicho Neus Truyol. Hicimos todo lo que tuvimos en nuestras manos para revertir la situación. Hicimos mucho más que los de la legislatura pasada", subrayó a su salida de la sede de Vía Alemania.

El primero en ser interrogado ayer en los juzgados de Palma ha sido un técnico de Emaya, el director de las dos depuradoras de la ciudad, quien mantuvo que las instalaciones estaban obsoletas, pero que se cumplía la normativa. El experto secundó las declaraciones que realizaron el día antes otros tres técnicos de la empresa municipal, todos ellos investigados por un delito contra el medio ambiente. Al acabar su declaración, fue el turno de Neus Truyol, expresidenta de Emaya, y de Imma Mayol, exgerente de la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!