14 de febrero de 2019
14.02.2019
Turismo

Cort pregunta al Govern si son legales las villas de alquiler turístico de Son Espanyolet

Noguera confirma que no va ampliar la prohibición del alquiler vacacional entre medianeras

13.02.2019 | 20:12

La alarma entre los vecinos de Son Espanyolet ante la expansión de la empresa Alzina Living que compra y reforma casas unifamiliares para convertirlas en negocio de turismo vacacional, "hoteles horizontales encubiertos", según los residentes en este barrio , "preocupa" al alcalde.

Por ello, Antoni Noguera ha pedido al Govern balear en qué situación legal están las tres "villas" que el empresario noruego Erik Oren ha abierto en el barrio. Entre las tres hay veinte dormitorios para alojar a 25 huéspedes. La ampliación no acaba con estos establecimientos sino que hay más en cartera como la de la calle Alzina 40, en cuya fachada se conminaba al dueño de la empresa, a través de pintadas, a irse del barrio por "prepotente, incívico, irrespetuoso, maleducado y mentiroso". Erik Oren ha denunciado los hechos.

Antoni Noguera indicó ayer que "en esta legislatura no se va a ampliar la prohibición del alquiler vacacional en viviendas entre medianeras" tal como han solicitado los integrantes de la plataforma que piden que Son Espanyolet siga siendo un barrio y no un negocio de alquiler turístico.

Noguera recordó ayer "lo que costó aprobar el alquiler turístico en viviendas plurifamiliares en toda la ciudad" y no ocultó que él la extendería a las viviendas entre medianeras pero al no haber consenso, "en esta legislatura no se va a aprobar".

Eco internacional


Los vecinos están "crispados" porque "estos negocios de alquiler turístico, que no son más que hoteles horizontales encubiertos, nos están "amargando la vida". Son Espanyolet es un barrio tranquilo, de casas bajas que, si bien también ha perdido tejido comercial tradicional como en el resto de la ciudad, ha logrado "hasta hace unos años" mantener su fisonomía y su tranquilidad.

Los vecinos han denunciado los ruidos que ocasionan los clientes de estas "villas" que "beben, trasnochan e incluso hacen el amor a la vista de todo el vecindario", indicó una vecina.

No descartan llevar su lucha ante los medios de comunicación internacionales ya que "sentimos indefensión porque la Administración no está haciendo nada. ¿Dónde están los inspectores? El legislador es cómplice", manifestó el portavoz de la plataforma.

Van a ir al pleno del Ayuntamiento y también lanzarán una campaña entre los propios clientes de Alzina Living. "Si no se comportan, les denunciaremos", aseguran. Algunos residentes están planteándose dejar Son Espanyolet, el barrio "que voy a modernizar", dijo Oren.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!