20 de enero de 2017
20.01.2017
Diario de Mallorca
Turismo

Vaticinan"crispación" si se exige la unanimidad para el alquiler turístico

Vecinos y Administradores de Fincas ven "un foco de tensión" en la demanda del Ayuntamiento

20.01.2017 | 01:59
Dos turistas con sus maletas en la plaza España de Palma.

La que se avecina en las comunides de propietarios. Los Admistradores de Fincas y la Federación de Vecinos vaticinan "tensión, conflicto y crispación" así como "problemas en la convivencia" en las comunidades de vecinos si finalmente es necesaria la unanimidad de todos los propietarios a la hora de autorizar el alquiler turístico en una vivienda de un edificio plurifamiliar, tal y como exige Cort.
El Ayuntamiento reclamó el miércoles en sus alegaciones al anteproyecto de ley que se pida la unanimidad de la comunidad de propietarios para dar luz verde a estas viviendas vacacionales.

Para los vecinos esta demanda de Cort es un claro foco de disputa vecinal. "Esta propuesta va a llevar el conflicto y la crispación a la comunidad, no va a favorecer la convivencia entre los vecinos", advierte Joan Forteza, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, quien deja claro que se oponen al alquiler turístico "no solo en el centro de Palma sino en toda la ciudad".
Forteza señala que la exigencia de Cort "no va a beneficiar a los vecinos, ni les aporta ninguna garantía", y recuerda además que a las reuniones vecinales acuden pocos propietarios. "¿Será necesaria la unanimidad de todos los vecinos o solo la de los que asistan?", apunta el representante vecinal. En este sentido, apunta que en ocasiones hay gente que cuenta con más de una vivienda en el inmueble y que hay propietarios que delegan su voto en el administrador de fincas.

Alegaciones a la totalidad

Forteza insiste en que desde la Federación se han presentado alegaciones a la totalidad del anteproyecto reclamando la retirada completa del borrador y afea al Govern que no haya contado con los vecinos, "los principales interesados", al no hacer posible que participaran en la redacción de ninguno de los artículos de la nueva normativa turística.
En este sentido, Forteza anuncia que volverán reclamar al alcalde de Palma, José Hila, en su próxima reunión que no permita que salga adelante este tipo de arrendamientos. Asimismo, pide que la conselleria de Turismo cuente con un "servicio de Inspección eficiente" para poder controlar los alquileres ya existentes.
La federación ya se mostró el lunes "indignada y decepcionada" por la reforma del alquiler turístico que ultima la conselleria que dirige Biel Barceló.

Por su parte, el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, Pau Bonet, señaló que ellos al igual que Cort, han presentado alegaciones en el mismo sentido para que una mayoría simple no pueda determinar si se da vía libre al alquiler vacacional. "Una mayoría simple no puede determinar la utilidad de un apartamento", apunta.

No obstante, admite que el hecho de que esta decisión recaiga en los vecinos se vislumbra como "un foco de tensión y conflicto vecinal". El representante de los Administradores considera que sería mejor que fuera el Govern el que regulara al completo la aprobación de estos alquileres y no dejara el dictamen final a los vecinos.

"Si se aprueba un alquiler por unanimidad entre todos los vecinos no hay problema, se concede la licencia y punto", señala Bonet, quien agrega que el conflicto estará servido cuando no se logre el quorum. "Si no sale adelante el propietario solo podrá realizar un arrendamiento de temporada, el único que contempla la ley", aclara. En este sentido, reclama también un buen servicio de Inspección para detectar posibles infracciones en los arrendamientos.
Tanto el texto del actual anteproyecto que está tramitando el Govern para permitir el alquiler vacacional en edificios de viviendas plurifamiliares como la ley de Propiedad Horizonal contemplan solo la mayoría simple para autorizar el alquiler turístico en una finca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!