Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El posado de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en Times Square, que ha aparecido en los medios, no tiene desperdicio, en el aparecen la propia ministra y sus amigas-colaboradoras, Ángela Rodríguez, Lidia Rubio e Isa Serra. Esta señora Serra tiene un problema personal, ha sido condenada, por el Tribunal Superior de Madrid -sentencia que ha sido confirmada por el Tribunal Supremo-, a un año y siete meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad, aun así, sigue ocupando el cargo de asesora de la ministra. La fotografía publicada en diversos periódicos se explica por sí sola, unas, amigas, -«una chupipandi»- pasándoselo bien en Nueva York, -la meca del capitalismo-, conviene recordárselo a la ministra. Según la Sra. de Iglesias, el objetivo del viaje era reforzar alianzas feministas internacionales y procurar que se garanticen los derechos de las mujeres en todos los países de mundo. ¿Por qué para esta predica en favor de los derechos de las mujeres acude a Norteamérica y no lo hace en otra escapada también de lujo -estamos hablando de vacaciones gratis- a Arabia Saudí, a China o a Corea del Norte? Seguramente porque saben que las correrían a gorrazos.

El viaje se hizo en un Falcón oficial, - o ¿hay que decir en este caso «Falquen», ni masculino ni femenino, nada de machismo?-, del Ejército del Aire, tripulado por miembros del ministerio de defensa. Este privativo avión contamina como todos, salvo que nos digan ahora que en este caso consumía amor y resiliencia y excretaba a la atmósfera tolerancia e inclusión. ¿Cuánto ha costado el viajecito? La pregunta es oportuna pues estamos viviendo una crisis económica importante, el coste del carburante por las nubes y una inflación desbocada. Los de Podemos antes de disfrutar del poder decían en todos sus mítines que «nosotros viajamos siempre en trasporte público, o turista, mientras que ‘la Casta’, en coche con chófer, pasa de turista en los vuelos y lo hace en ‘business’». Ahora que ellos se han incorporado a la casta, con todos sus privilegios, se desplazan en vuelo privado. ¿Cuánto ha costado este viaje?, ¿quién lo ha pagado? Usted, querido lector. La gente lo está pasando mal, pero ellos, los comunistas, como en todos los países donde gobiernan se lo pasan bien. En este plan, jet privado, hoteles de lujo, y gratis total, todos queremos incorporarnos a la casta. ¡El colmo!, después de este tour por Nueva York, estos señores de Podemos han criticado al Gobierno, del que forman parte, porque quiere -el Gobierno- ¡aumentar el gasto en defensa!

Compartir el artículo

stats