José Ramón Bauzá, de nuevo en el punto de mira por el ‘Qatargate’

Varios mensajes de WhatsApp con Eva Kaili le sitúan otra vez en el centro de la polémica por el caso de corrupción en el Parlamento Europeo

El eurodiputado José Ramón Bauzá, junto a la exvicepresidenta del Parlamento Eva Kaili, en el centro de la imagen.

El eurodiputado José Ramón Bauzá, junto a la exvicepresidenta del Parlamento Eva Kaili, en el centro de la imagen. / redacción. palma

Una investigación de la red de medios European Investigative Collaborations (EIC) publicada por el diario infoLibre sitúa de nuevo en el centro de la polémica al eurodiputado de Ciudadanos y expresidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, por su presunta implicación en el Qatargate, uno de los mayores casos de corrupción del Parlamento Europeo que acabó con la detención de la vicepresidenta de la Cámara, la socialista griega Eva Kaili.

Según afirma infoLibre en una información a partir de documentos confidenciales obtenidos por el diario belga Le Soir, Bauzá fue uno de los cinco eurodiputados que colaboraron con la parlamentaria griega para conseguir que los cataríes no necesitaran visado de entrada en la Unión Europea. El expresidente del Govern es uno de los ponentes alternativos de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) como representante del grupo Renew, conformado por Ciudadanos, PNV, liberales o el partido de Macron, entre otros.

El 1 de diciembre de 2022 estaba previsto que este grupo votara en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) la exención de visados de entrada en el espacio Schengen para los ciudadanos de cuatro países: Qatar, Kuwait, Omán y Ecuador, tal y como explica infoLibre, que relata que los mensajes de WhatsApp que envió Eva Kaili esos días revelan que estaba especialmente interesada en conseguir esa ventaja para Qatar. Uno de los contactos que empleó para ello fue el de Bauzá, aprovechando que lidera el grupo Renew. El expresidente, preguntado por infoLibre, negó que la eurodiputada griega ejerciera ningún tipo de presión sobre él, al igual que el resto de eurodiputados presuntamente implicados.

Sin embargo, la investigación revela que el mismo 1 de diciembre, Kaili pidió con insistencia a Bauzá que acudiera a la votación, a lo que el expresidente contestó: «Estoy en ello». Finalmente, no acudió a la votación y a preguntas del diario responde que se encontraba en el Foro Mundial de Turismo, en Riad, pese a que en su momento no informó de ello a Kaili.

Además, en la misma conversación, según revela la investigación, la eurodiputada griega le recuerda que Renew, el grupo de Bauzá, tiene previsto votar en contra de la exención de visados. El mallorquín le responde que Maite Pagazaurtundúa, vicepresidenta de la Comisión LIBE y de Ciudadanos, votará a favor: «He hablado con ella», le garantizó Bauzá, aunque asegura que no incidió en el sentido de su voto.

A preguntas del medio, el expresidente de Baleares enmarca las conversaciones con Kaili en la «práctica parlamentaria habitual». Asegura que no le resultó extraño que la vicepresidenta le escribiera a él para comentar un asunto de Qatar o Kuwait, pues pertenece a la Comisión de Relaciones con la Península Arábiga y preside el Grupo de Amistad de Qatar y la UE. Sin embargo, cuando el 1 de diciembre se aprobó la exención de visados, Kaili lo celebró enviando un mensaje al expresidente: «Lo conseguimos», a lo que Bauzá no disimuló su satisfacción: «¡¡¡¡Sí!!!! ¡¡¡Por fin lo conseguimos!!!».