Manuela García asegura que el Govern no «ha renunciado al proyecto»

La consellera de Salud señala en el Parlament que la casa de partos de Son Espases ha sido paralizada por su gestión «mejorable y su ubicación más que cuestionable»

La consellera de Salud, Manuela García, en una imagen de archivo.

La consellera de Salud, Manuela García, en una imagen de archivo. / Tomàs Moyà/E.P.

Nair Cuéllar

Nair Cuéllar

«La Conselleria de Salud no ha renunciado al proyecto de la casa de nacimientos», aseguraba este martes Manuela García en el pleno del Parlament ante la pregunta de la socialista Irantzu Fernández, quien le afeaba la paralización del proyecto y los motivos alegados: «¿No será una excusa para no poner en marcha un proyecto en el que no creen?, cuestionó».

La consellera explicó que se había tomado la determinación de paralizar las obras de la casa de partos naturales de Son Espases debido a las «importantes deficiencias existentes. Seguir en las condiciones actuales sería una irresponsabilidad», contestó.

Fernández expuso que ni el embarazo, ni el parto son enfermedades, que «profesionales y asociaciones como Naixença llevan años diciéndolo» y que «en embarazos sin riesgo está demostrado que debe ser la matrona la que dé apoyo a las mujeres». «Usted, como médica, si está de acuerdo, se lo debería aclarar al IB-Salut», incidió.

Como respuesta, García hizo referencia a los problemas burocráticos del proyecto y criticó al anterior Govern: «Los requisitos son para todos los ciudadanos y para los que gobiernan también, y la gestión del proyecto era mejorable», apuntó. En este sentido, añadió que la obra se inició sin realizar ninguna petición para acreditar el nuevo espacio asistencial en Recerca en Salut, Formació i Acreditació, «como es obligatorio en todo tipo de infraestructura sanitaria, pública y privada».

También, continuó, sin un «informe de riesgos, teniendo en cuenta además que no hay base del 061» y «sin el consenso de los profesionales sobre su implementación». E hizo mención a la advertencia del Ayuntamiento de Palma por la falta de licencias de obra y a que Patrimonio Histórico alertó de que las excavaciones no habían contado con el asesoramiento de un arqueólogo. Por todo ello, señaló que la «gestión ha sido mejorable y la ubicación más que cuestionable».

Este diario ha intentado en vano, durante toda la semana, que algún especialista del IB-Salut explique los motivos por los que la casa de partos naturales no se considera segura.