El Consell de Govern ha aprobado también este martes el nuevo Decreto de conciertos educativos con colegios privados, que se empezará a aplicar el curso 2023-2024, una vez finalizado el periodo de vigencia del decreto actual. Antes de ser aprobado, se ha tratado en la Mesa de la Enseñanza Concertada, en el Consejo Escolar de las Islas Baleares y en el Consell Consultiu, y se ha procurado incorporar el máximo de alegaciones posibles. La principal novedad es que la conselleria de Educación no concertará con colegios que separen a sus alumnos por sexo, como es el centro del Opus conocido como privado Aixa-Llaüt, ubicado en el Parc Bit.

Este centro ahora sigue teniendo el concierto a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo que le dio la razón. No obstante, según explicaron desde la conselleria de Educación, el concierto con Aixa-Llaüt concluye este curso y a partir del próximo deberá acatarlo si quiere seguir concertado con la administración pública. La sentencia del Tribunal Supremo que dio la razón al centro del Opus Dei argumentaba la falta de normativa. Además la nueva ley educativa, la LOMLOE, especifica que se deben cumplir los requisitos de igualdad y convivencia en las aulas y descarta la segregación por sexos. 

En concreto, la LOMLOE establece que la "renovación de un concierto educativo o la suscripción de uno nuevo implica, por parte de los centros solicitantes, desarrollar el principio de coeducación en todas las etapas educativas y no separar el alumnado por sexos". Por lo tanto, los centros educativos con segregación del alumnado no podrán renovar la concertación ni acceder a ella.

Otro de los aspectos más destacados es que los centros concertados tendrán criterios de dotación de profesorado de atención a la diversidad análogos a los de los centros públicos. Esto supone un incremento de dotación básica del 27% en relación con la inversión actual. Se asimilan a los centros públicos en la orientación educativa a infantil y primaria y se establece una ratio mínima para concertar unidades de educación infantil de 18 alumnos. Igualmente se incorpora una disposición adicional que recoge subvenciones en los centros concertados para llevar a cabo actividades educativas fuera del horario lectivo que vayan dirigidas al alumnado que presente condiciones socioeconómicas y culturales desfavorables.

Decreto establece también que la renovación de un concierto educativo o la suscripción de uno nuevo implica por parte de los centros solicitantes hacer efectivo el derecho a una educación gratuita que garantice la equidad y la igualdad de oportunidades. Asimismo.