El programa de monitorización medioambiental 'Radmed' del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha arrancado en Palma la cuarta campaña del 2022 para estudiar el cambio climático en el Mediterráneo español.

Une quipo científico del IEO con investigadores de los centros de Baleares y Málaga ha zarpado este sábado a bordo del buque oceanográfico 'Francisco de Paula Navarro' para recorrer el litoral mediterráneo español, desde Barcelona hasta Málaga incluyendo Baleares. También participan dos becarios beneficiarios de una beca NF-POGO-IEO.'

La travesía finalizará en Málaga el 20 de noviembre. Según ha informado el IEO en una nota de prensa, esta campaña realizará un muestreo multidisciplinar de las variables físicas, químicas y biológicas.

El objetivo es llevar a cabo una monitorización ambiental del Mediterráneo para evaluar su estado y los efectos del cambio global en sus ecosistemas.

El área por cubrir es muy amplia, por lo que para optimizar los medios disponibles se realizan secciones, cubriendo plataforma y talud en puntos estratégicos de la costa, así como otros en la zona de los canales de Baleares y el golfo de Valencia.

El buque se posicionará en una serie de estaciones fijas donde los científicos realizan un muestreo sistemático y rutinario midiendo temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, clorofila, nutrientes o la composición y abundancia de fitoplancton y zooplancton.

Las muestras se toman a distinta profundidad, llegando en algunos casos a estaciones tan profundas como las de Cabrera o Mahón, que superan los 2.500 metros.

La coordinadora del programa de seguimiento 'Radmed', Mª Carmen García, ha explicado que este seguimiento permite implementar bancos de datos, caracterizar el estado ambiental del mar, generar series temporales, establecer climatologías oceánicas, estudiar oscilaciones, tendencias, anomalías y su relación con el calentamiento global y el cambio climático.

"Con estos datos disponemos de información veraz del medio marino pudiendo asesorar a las administraciones sobre la correcta gestión de los efectos antropogénicos y del cambio climático", ha apuntado.

El programa 'Radmed', financiado por el IEO y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), se viene realizando de forma periódica desde 2007, fruto de la fusión de diversos proyectos, algunos iniciados en 1992. Así, se ha conseguido obtener una serie histórica de datos de casi 30 años para evaluar el estado de salud del Mediterráneo y los efectos del cambio global en sus ecosistemas.