Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca

Eliminar el impuesto al patrimonio en Baleares solo beneficiaría a 8.130 personas

La aportación total de estos contribuyentes asciende hasta los 68 millones de euros - El PP de Marga Prohens anuncia su supresión si ganan en mayo de 2023

La consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, junto a la ministra María Jesús Montero. DM

La eliminación del impuesto del patrimonio en Andalucía por parte del Partido Popular de Juanma Moreno ha reabierto el debate. La gran región del sur de España sigue la senda de la Comunidad de Madrid de Isabel Díaz Ayuso y suprime este tributo. En Baleares hicieron la declaración 8.130 personas en 2020 y se recaudaron 68.077.053 euros. En el caso de que se llevara a cabo esta eliminación, supondría un ahorro medio por contribuyente de 8.373 euros.

Este impuesto lo pagan quienes tienen más de 700.000 euros de patrimonio, pero al quedar excluídos los 300.000 de la vivienda asciende hasta el millón de euros. En España, lo pagan quienes tienen de media 2.740.000 euros de patrimonio. Hay que tener en cuenta que no afecta a la gran mayoría de la población.

Por poner en perspectiva lo que supondría su eliminación se puede mirar el presupuesto general del Govern para el año 2021: se destinaron 81,7 millones a promoción económica y 30,7 millones a vivienda.

Los partidos de izquierdas critican al PP por hacer competencia desleal entre comunidades después de que Moreno invitara a los empresarios catalanes a trasladarse a Cataluña para evitar pagar este impuesto. Los ‘populares’ de Baleares, liderados por Marga Prohens, celebran la decisión de su compañero y recuerdan que también se ha deflactado el IRPF. En su caso plantean que, en caso de ganar las elecciones en 2023, llevaran a cabo una rebaja fiscal de 200 millones de euros en la que se incluirá la eliminación del impuesto del patrimonio, aunque reconocen que en una primera fase será solo un 60 por ciento hasta llegar al 100 por cien en una segunda fase. Además, incluirán la eliminación del impuesto donaciones y sucesiones.

El portavoz parlamentario del partido, Toni Costa, afirma que se trata de un impuesto «arcaico y retógrado» que no se utiliza en «muchos países de Europa» y añade que los grandes patrimonios «utilizan otros instrumentos» para no pagar el impuesto de patrimonio: «Al final quienes lo pagan son las rentas medias y altas».

Ejemplo de impuestos sobre un patrimonio de 800.000 euros

Ejemplo de impuestos sobre un patrimonio de 800.000 euros Fuente: Ministerio de Hacienda. El periódico / DM

Desde el PSIB critican la decisión del PP porque «gobiernan para el 1% de ricos de este país» y detallan que solo afecta a rentas de más de un millón de euros. La portavoz adjunta, Silvia Cano, califica la medida de «regalo a quien tiene más de un millón de euros que pagaremos entre todos» y denuncia que «saldrá de las partidas destinadas a Salud, Educación y Servicios Sociales». Asimismo, asegura que el PP «vuelve a demostrar aquello que han hecho históricamente, que no es otra cosa que gobernar para los ricos y de espaldas a la mayoría social».

Por su parte, Vox celebra la eliminación de los impuestos aunque tilda su propuesta de «poco ambiciosa» y piden ir «más allá». También apoyan la supresión del impuesto de sucesiones.

Quien también carga contra el PP por la retirada del tributo es Podemos y afirman que «el PP ya se quita la careta sin tener vergüenza»: «Su estrategia es clara, hablan de bajadas de impuestos cuando lo que realmente hacen es bajar los impuestos a quien más tiene». En ese sentido, denuncian que se trata de una medida electoralista y, además, la decisión «atenta contra nuestro Estado del Bienestar, y más teniendo en cuenta que después, las áreas que más sufren esta falta de recursos son la educación, la sanidad y la vivienda»: «Cada vez que accede al poder, el PP habla de bajar impuestos, y después se los sube a las personas que más sufren. Lo primero que hizo Mariano Rajoy cuando llegó al poder fue subir el IVA».

Armonización fiscal | Todos los partidos menos Vox rechazan la propuesta de Escrivá

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, propuso «a título personal» la idoneidad de centralizar y armonizar algunos impuestos para combatir la «competencia desleal fiscal» entre las diferentes comunidades autónomas. Estas declaraciones han suscitado el rechazo de todos los partidos menos Vox, que defiende la armonización fiscal para que todo se decida desde Madrid porque se producen «desigualdades evidentes» entre las diferentes regiones. 

En el caso del PP, confiesan que les produce «pánico» la noticia y apuntan que el impuesto de sucesiones sería uno de ellos: «Esto cuadriplicaría la tributación». Por su parte, desde el PSIB hablan de «opinión personal que no está apoyada ni por el Gobierno ni por el partido» pero rechazan las actitudes de Madrid y Andalucía porque genera «desigualdad fiscal entre las Comunidades».

Además, apuntan que «no es normal» que a través del sistema de financiación se puedan hacer aportaciones solidarias de los diferentes territorios a las otras comunidades «y que estas decidan bajar los impuestos al 1 por ciento privilegiado de la población». Inciden en que acciones como la del PP «van en contra de la cohesión del Estado del Bienestar». 

Més también rechaza la propuesta y reclama abordar el problema de la competición fiscal entre regiones: «Las Comunidades deberían tener máxima soberanía fiscal».

Compartir el artículo

stats