Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Planas incendia el taxi al pedir la entrada de Uber y Cabify

Todas las asociaciones del sector acusan a la presidenta de la patronal CAEB de respaldar la competencia desleal al haber apoyado a las dos principales compañías de VTC - El gerente de la confederación admite que las declaraciones fueron poco afortunadas y pide disculpas al colectivo

Un taxi de Cala Millor con sus clientes, durante la jornada de ayer. Biel Capó

Las asociaciones de taxistas de Mallorca fueron ayer unánimes al arremeter contra la presidenta de la patronal CAEB, Carmen Planas, después de que ésta realizara unas declaraciones a IB3 en las que se posicionaba a favor de la implantación de las plataformas Uber y Cabify en las islas para compensar la escasez de taxis que se está registrando en Balears. Desde estas organizaciones sectoriales se acusa a la máxima responsable de esta confederación empresarial de estar defendiendo la competencia desleal en el sector del transporte y de hablar desde el desconocimiento. Ante esta polémica, el gerente de CAEB, Sergio Beltrán, defendió a su presidenta alegando que había querido plantear la existencia del citado problema, pero reconoció que esas declaraciones no habían sido afortunadas, solicitó disculpas al citado colectivo y se puso a su disposición para estudiar conjuntamente soluciones a la falta de coches de servicio público que se está registrando.

Las citadas declaraciones de Planas han generado tal nivel de indignación entre los taxistas que incluso desde la asociación de este sector perteneciente a CAEB se ha reclamado una reunión con ella con el fin de aclarar posiciones e intentar poner fin a las tensiones que se han desatado.

Este encuentro tendrá lugar el próximo día 16, y al mismo acudirán tanto Carmen Planas como el presidente de la asociación de taxistas de dicha confederación, Antoni Bauzá. También está previsto que participe el presidente de la federación balear de transporte (FEBT), Rafael Roig.

La polémica nace después de que la máxima responsable de CAEB afirmara a IB3 Notícies que «sería bueno tener a Uber y Cabify en las islas, faltan taxis y la imagen es muy mala», al tiempo que citó como ejemplo el caso de Madrid, señalando que un acuerdo conseguido entre su Ayuntamiento, los taxistas y los vehículos de alquiler con conductor (VTC) ha permitido un reparto del trabajo.

El propio presidente de Taxis-CAEB calificó ayer de «desafortunadas» estas palabras, que en su opinión solo se explican porque «Carmen Planas ha hablado desde el desconocimiento», especialmente después de que se hiciera pública una documentación de Uber sobre sus prácticas en España y sus presiones a políticos.

Antoni Bauzá recordó también que mientras que el servicio de taxi tiene unas tarifas reguladas, los precios de las citadas plataformas dependen de la demanda de servicio que haya en cada momento, lo que hace que los clientes puedan tener que pagar más dependiendo de la hora del día.

Carmen Planas, presidenta de la patronal balear CAEB | M. MIELNIEZUK

Además, este representante de los taxistas mostró su extrañeza ante la defensa de unas empresas que no son españolas y no están afiliadas a CAEB.

El presidente de Taxis-PIMEM, Biel Moragues, fue igualmente duro con la presidenta de CAEB, al considerar que sus afirmaciones suponen una defensa de la competencia desleal, y se preguntó si Planas va a apoyar también el alquiler vacacional irregular en detrimento de los hoteleros. Por todo ello, calificó de «irrisorias» las declaraciones de Planas, y recordó que los taxistas protagonizaron hace pocos años una jornada de protesta precisamente para exigir al Govern que tomará medidas en contra de la implantación de estas plataformas en las islas.

José Alhama, vocal de la asociación de taxistas de la Part Forana, consideró «absurdas» y «barbaridad» las palabras de la presidenta de CAEB, y defendió que el servicio del taxi ofrece mayores garantías a sus clientes por contar con tarifas reguladas.

Por su parte, Sergio Beltrán lamentó el malentendido que se ha generado, pero insistió en que la confederación de la que es gerente, al igual que su presidenta, se ofrecen para analizar los problemas de este sector y a respaldarlo en la búsqueda de soluciones.

Misión imposible: coger un taxi en Palma

Misión imposible: coger un taxi en Palma Bernardo Arzayus

Los tres representantes de las asociaciones de taxistas de la isla coincidieron en que siguen existiendo problemas de escasez de estos vehículos, pero aseguraron que su gravedad se ha reducido notablemente durante agosto en comparación con junio y julio, meses que no dudan en calificarse de «locura».

Así, indicaron que el hecho de que un taxi de Palma tenga que cargar clientes en otros municipios a petición de su policía local o de los hoteleros está siendo ya puntual, aunque Moragues apuntó que este problema se ha venido dando de forma especial en municipios como Sóller, Cala Rajada, Alcúdia o Santanyí.

Igualmente, se admitió que sigue habiendo problemas de colapso en las emisoras del sector, pero por contra se aseguró que cada vez es más fácil encontrar uno de estos coches en las paradas de Palma.

Compartir el artículo

stats