Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Los centros de salud de Mallorca, sin médicos para atender urgencias los fines de semana

El sindicato médico denuncia un aumento progresivo de «descubiertos» de profesionales en el mes de julio que amenaza con agravarse en este agosto

El PAC de Santa Ponça, uno de los más saturados durante los fines de semana en los que también deben asistir al turismo de excesos. J.L. IGLESIAS

Una persona que este verano precise ser atendida sin dilación de una patología cuya gravedad no requiera acudir a un servicio de Urgencias hospitalarias puede encontrarse con su centro de salud cerrado a cal y canto. El sindicato médico de Balears (Simebal) denuncia que cada vez se están haciendo más habituales los descubiertos de profesionales que deben cubrir estas asistencias durante los fines de semana, desde que los centros de salud cierran sus puertas a las tres de la tarde del viernes y pasan a convertirse en Puntos de Atención Continuada (PAC), en la part forana, y en Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), en Palma e Inca, hasta las 8 de la mañana del lunes.

«¿Qué puede haber ocurrido para que te encuentres con un PAC cerrado? Que ese fin de semana tuvieran que cubrir la guardia dos médicos y solo se presentase uno. Y que durante su jornada tenga que cubrir una asistencia domiciliaria. Y si en la salida precisa de la ayuda de la enfermera, tendrán que desplazarse los dos y cerrar el centro de salud porque no quedará nadie. Si puede valerse solo (el facultativo), el centro quedará a cargo de la enfermera», explican desde Simebal cuál es la situación veraniega de los servicios de urgencia de los centros de salud de Mallorca.

Desde el sindicato médico aportan alarmantes cifras que van empeorando conforme avanza el verano. Así, si en el fin de semana del 8 al 10 de julio se produjeron un total de 22 descubiertos de médicos que no acudieron a trabajar a los dispositivos asistenciales mencionados, un fin de semana más tarde, el que transcurrió desde el 15 al 17 de julio ya fueron 27 las ausencias, un 22,7% más.

Crecen las ausencias

Y los dos siguientes fines de semana festivos, los del 22 al 24 de julio y el último del mes, el que transcurrió del 29 al 31, el absentismo de los facultativos se sustanció en una misma cifra, 38 inasistencias respectivamente que porcentualmente supusieron un aumento de las mismas cercano al 41% (40,7%).

Y desde la organización que defiende los intereses de los médicos de las islas señalan que hay varios centros de salud donde los descubiertos se suceden con una peligrosa continuidad fin de semana tras fin de semana. Así, apuntan desde Simebal, estos descubiertos se reproducen más habitualmente en los PAC de Santa Ponça, Trencadors (s’Arenal de Llucmajor), sa Torre (Manacor) y el del Pont d’Inca (Marratxí).

En Palma, la falta de profesionales médicos es más habitual en los SUAP de s’Escorxador y en el de Escola Graduada. Nada que sorprenda a los usuarios habituales de estos servicios que los fines de semana se suelen encontrar con salas de espera abarrotadas y consultas interminables.

Cotejando las cifras facilitadas se comprueba a primera vista que crece la progresión de las ausencias, un incremento que las fuentes sindicales denunciantes estiman que se agravará en este mes de agosto.

«Cada vez hay menos médicos que quieren hacer guardias de fin de semana. En primer lugar porque el trabajo y la presión asistencial se les duplica al tener que cubrir el trabajo de los compañeros ausentes. Por eso deciden irse a trabajar al 061, a las urgencias hospitalarias o a las clínicas privadas donde saben que van a estar los tres meses de verano cobrando un sueldo más elevado y en octubre podrán volver al sector público, dónde tienen la certeza de que no serán rechazados por la actual falta de profesionales», lamentan los denunciantes.

Una buena prueba de la falta de médicos es que si la gerencia de Primaria contaba con 200 facultativos a los que recurrir para cubrir estas sustituciones en octubre del año pasado, en este mes de mayo se han reducido hasta apenas 60 médicos disponibles.

Compartir el artículo

stats