Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis en Salud tensa el Pacto: «Gómez debe contar toda la verdad»

La consellera comparece este martes por la dimisión del ex director general del IB-Salut y los socios reclaman «total transparencia»

La consellera de Salud, Patricia Gómez, el martes en el Parlament. | B.RAMON

La dimisión del ex director general del IB-Salut, Juli Fuster, por no haberse abstenido en unas oposiciones a anestesista en las que participaban su hija y su yerno ha provocado que la lupa política se sitúe sobre la consellera de Salud, Patricia Gómez. Por ello, comparecerá este martes en el Parlament para dar cuenta de lo sucedido y explicar todos los detalles.

La gestión de la crisis no ha contentado a los socios de Més per Mallorca y Podemos, que se muestran reticentes ante las «explicaciones errantes» ofrecidas esta semana tanto por Fuster como por el Govern: «La comparecencia es clave, debe contar toda la verdad y demostrar total transparencia». Fuentes de ambos partidos confiesan que, debido a la magnitud del problema, prefieren esperar al martes para tomar una decisión definitiva. Aunque avisan: «Si fuera una consellera de Més o Podemos ya estaría en la calle».

Hay que recordar que Gómez ya compareció este miércoles para hablar sobre la polémica vacunación de altos cargos al inicio de la pandemia. Aquel día las justificaciones de la titular de Salud sorprendieron tanto a los socios como a la oposición al confirmar que «se adelantaron unos días porque sobraban dosis» y recalcar que lo volverían a hacer. La reacción no tardó en llegar. «Sorprende mucho que ahora lo admita con toda claridad, la ciudadanía no lo va a entender», afirmaba un alto cargo del Ejecutivo balear.

La rueda de prensa de Juli Fuster celebrada el pasado lunes para explicar los motivos de su dimisión no acabó de convencer a los socios, aunque consideran que dice la verdad al defender que fue un «error administrativo». En este sentido, creen su versión «en parte», pero reconocen que hay puntos que «no acaban de estar claros». Una clave en todo este entramado es la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB), muy contundente y crítica con Fuster. En ella se contradice la versión del ex director general porque, pese a que él afirma que no se dio cuenta del error, el fallo deja claro que «en lugar de abstenerse, decidió actuar, empezando por solicitar al Director de Recursos Humanos y Relaciones Laborales un informe sobre el concreto proceso de anonimación. El 28/06/2019 se expidió el informe. El 01/07/2019, ejerciendo como Director General, desestimó el recurso de alzada interpuesto».

El exdirector del IB-Salut, Juli Fuster, el lunes en la rueda de prensa de su dimisión. | B.RAMON

Además, el pasado martes se publicaba que el 4 de agosto de 2020 salió publicado en el Boletín Oficial de les Illes Balears (BOIB) el aviso del TSJB de que se había interpuesto un recurso contencioso administrativo contra Fuster por desestimar el recurso de alzada, por lo que el Govern estaba avisado formalmente de que existía este caso, un hecho que ponía en evidencia las explicaciones del Ejecutivo balear en las que aseguraba no saber nada.

Asimismo, un alto cargo del Govern relataba esta misma semana que fue un «error enorme» que la Abogacía de la Comunidad Autónoma no informara sobre la presentación del recurso porque «se sabía que estaba perdido desde el principio, y en estos casos los tribunales te dejan en evidencia», una decisión que impidió la subsanación «a tiempo» del fallo.

No obstante, todos coinciden en que, pese a las diferencias —en algunos casos enormes—, la gestión del IB-Salut y de la conselleria de Salud ha sido «buena», con el aliciente de haber tenido que gestionar una pandemia: «Se tomaron decisiones acertadas para disminuir la letalidad, de eso no hay ninguna duda». La comparecencia de Gómez este martes servirá para despejar dudas: resistencia o caída.

Compartir el artículo

stats