Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fijos discontinuos podrán cobrar el paro en abril si no son llamados

El acuerdo de último minuto con Madrid obliga a miles de trabajadores a tramitar su ayuda y los sindicatos vaticinan serios problemas en el SEPE

Imagen de la reunión de ayer entre conselleria de Trabajo y sindicatos. DM

Los trabajadores fijos discontinuos que no sean llamados por sus empresas durante abril podrán tramitar su prestación o subsidio por desempleo para ese mes, tras el acuerdo conseguido durante la noche del lunes por la conselleria de Trabajo con el Ministerio y que ayer fue comunicado por el titular del primero de estos departamentos, Iago Negueruela, a los representantes sindicales. Esta solución evita que miles de asalariados queden desprotegidos durante las próximas semanas, pero es la «menos mala» en palabras de los secretarios generales de las federaciones de hostelería de UGT y de CC OO en las islas, José García Relucio y Silvia Montejano respectivamente. El problema radica en que cada uno de los empleados afectados va a tener que tramitar esa petición de ayuda económica de forma individual ante el servicio de empleo estatal (SEPE), lo que lleva a vaticinar un posible colapso del mismo, y además ese dinero no se va a poder recibir hasta dentro de dos meses.

Tal y como adelantó ayer Diario de Mallorca, la preocupación de ambos sindicatos radicaba en que una vez agotada este mes la prestación extraordinaria para los 85.000 fijos discontinuos de las islas, los que no se reincorporaran a sus empresas en abril (estiman que eso puede suceder con unos 15.000) se quedarán sin ingresos hasta que los llamamientos se completen en mayo.

El acuerdo obtenido por el conseller de Trabajo y el director general de Modelo Económico, Llorenç Pou, con el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, con el que se han mantenido contactos desde el pasado día 16, contempla que estos asalariados, si no se han reincorporado a sus empresas durante el mes que viene, podrán solicitar una prestación por desempleo, o un subsidio de unos 460 euros, si han cotizado lo suficiente para ello.

Sin embargo, y aunque no deban pasar por el servicio balear de empleo (SOIB), sí deberán solicitar esta ayuda individualmente ante el SEPE, de ahí la preocupación de los sindicatos de que éste pueda verse saturado, pese al llamamiento del conseller Negueruela para que se refuerce con más personal.

LAS CLAVES

Ayuda por paro

Derecho a una prestación o subsidio por desempleo. El Ministerio ha reconocido el derecho de los fijos discontinuos que no sean llamados en abril a solicitar una ayuda por desempleo para ese mes.

Tramitación ante el sepe

Miedo a que se colapse el servicio de empleo estatal. Las prestaciones y subsidios deberán tramitarse individualmente ante el SEPE, de ahí el miedo de los sindicatos a que se vea colapsado.

Llamamientos pendientes

30.000 trabajadores a la espera de ser llamados. Unos 30.000 fijos discontinuos están a la espera de ser llamados. Los sindicatos creen que la mitad no se reincorporarán hasta mayo.

También preocupa a UGT y CC OO que al tardarse dos meses en cobrar esta ayuda, miles de trabajadores se vean obligados a pedir a principios de mayo a sus empresas un anticipo de su paga para pasar esas primeras semanas, aunque se reconoce que en este punto éstas se han mostrado tradicionalmente sensibles ante estos problemas de sus asalariados.

Desde los sindicatos se expresó su agradecimiento a la ayuda de la Conselleria para buscar una solución a este problema, y también a los funcionarios del SEPE a los que se va a pedir «un último esfuerzo» para que las citadas prestaciones se tramiten con la mayor celeridad posible

El conseller Negueruela señaló que en estos momentos ya se ha realizado el llamamiento de más de 55.000 fijos discontinuos, a un ritmo incluso superior al de 2019, y quedan unos 30.000 a la espera, aunque se mostró convencido de que la inmensa mayoría serán reclamados antes de Semana Santa. Por contra, UGT y CC OO siguen calculando que unos 15.000 no volverán a sus empresas hasta mayo, a la vista de que hay asalariados que ya han recibido esa comunicación por parte de sus empresas.

En cualquier caso, los dos representantes sindicales coincidieron con el Govern en que las perspectivas para la temporada turística de este año siguen siendo muy buenas, con algunos hoteles que podrán mantener su actividad hasta mediados de noviembre.

Compartir el artículo

stats