Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Sánchez Contador Coordinadora de la Estrategia de Cáncer de Balears

«Solo cancelamos dos semanas las mamografías preventivas»

En el Día Mundial contra el Cáncer, la coordinadora de la estrategia contra esta enfermedad en Balears apuesta por promover hábitos saludables que evitarían un 30% de los tumores

Carmen Sánchez Contador, en una imagen tomada ayer tarde en el barrio de Santa Catalina. | GUILLEM BOSCH

Carmen Sánchez Contador, coordinadora de la Estrategia de Cáncer de Balears, cobró notoriedad cuando este diario publicó correos suyos en los que informaba que había que suspender el cribado de cáncer de mama por falta de personal. Ahora pasa página y afirma que intentan recuperar a las pacientes perdidas citando a un mayor número de ellas.

El otro día el doctor José Reyes (presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en Balears) denunció en el Parlament que uno de cada cinco cánceres quedó sin diagnosticar durante la primera ola de esta pandemia. ¿Coincide con esa apreciación sobre el infradiagnóstico de unas patologías tan graves?

Todas las estrategias del cáncer del Sistema Nacional de Salud, Comunidades Autónomas y ministerio de Sanidad hemos trabajado para evaluar el impacto de la pandemia pero todavía no tenemos los resultados. A finales de 2020 sí hicimos una primera aproximación que concluía que sí se produjo un cierto retraso en el diagnóstico. No se dejó de atender la urgencia oncológica pero sí hubo una buena parte de la población, durante la primera fase de la pandemia, que tenía miedo de ir a los centros de salud o los hospitales por temor a contagiarse. Esto también produjo un cierto retraso en el diagnóstico de los tumores. Lo que sí ha habido es que suspender algunas operaciones oncológicas pero porque el cirujano se había contagiado.

¿Cómo ha afectado la pandemia a los programas de cribados poblacionales para detectar precozmente los tumores?

Durante la primera fase se paralizaron todos estos programas de detección precoz tanto a nivel nacional como internacional. Ahora estamos evaluando sus efectos.

¿Qué consecuencias ha tenido en Balears? Este diario publicó unos correos suyos en los que informaba a los radiólogos que se tenían que suspender las mamografías preventivas por falta de personal...

Se trataba de unos correos confidenciales que yo dirigí a los profesionales que participaban en el cribado.

¿Llegó a suspender el programa por falta de personal como informó en una de esas comunicaciones?

Solo cancelamos durante dos semanas las mamografías preventivas por esta causa.

¿En qué situación se encuentran ahora estos cribados?

La oficina técnica dispone ahora de más personal y se ha ido recuperando la actividad. Retomamos las citas perdidas y hemos incrementado las pruebas que hacíamos antes de las bajas de las enfermeras. Cuando estas se produjeron y aún no habían llegado los refuerzos tuvimos que reorganizar el trabajo con menos trabajadores.

¿Sabe cuántas mamografías preventivas se dejaron de hacer por este parón?

No, tenemos que recabar datos de los siete hospitales públicos de esta comunidad y estamos muy atareados. Pero si se los pides al Servei de Salut seguro que te los facilitarán.

(...) El parón se produjo por una jubilación de una enfermera y porque otras dos aprobaron una oposición celebrada meses antes y estaban pendientes de reincorporarse a su nueva plaza. ¿No hubo falta de previsión por su parte como coordinadora ante unas bajas previsibles?

Quizá, pero en estos casos hasta que no se mueve la gente no empieza el efecto dominó en los diferentes servicios.

El lema de este Día Mundial contra el Cáncer escogido por la AECC es «¿Iguales?» para denunciar la inequidad y las desigualdades existentes en el acceso a los tratamientos contra estas patologías. ¿Qué le parece que en la presentación del programa del cribado de cáncer de colon se anuncie que el 10% de la población, la de toda la isla de Menorca, se vaya a quedar fuera del programa preventivo por falta de profesionales?

Llevamos desde el 2015 trabajando en este programa y evaluando nuestras necesidades para ponerlo en marcha. Ten en cuenta que no se trata solo de mandar cartas a la población diana sino que es una actividad que afecta a todo el sistema sanitario, desde los centros de salud a los especialistas de los hospitales. Y con Menorca hemos tenido un problema de profesionales que se asienten en la isla. Ahora hemos tenido que dejar de estar.

¿Cuándo cree que se podrá extender a Menorca?

No creo que se tarde mucho. El Servei de Salut está trabajando en ello y creo que no se descarta desplazar a profesionales de otras islas para que lo hagan.

¿Qué haría para mejorar la lucha contra el cáncer en estas islas?

En primer lugar potenciaría la prevención primaria, esto es, daría herramientas a la población para que pueda llevar un estilo de vida saludable que conseguiría que se diagnosticasen un 30% menos de cánceres. Y conseguir una atención integral a todos los niveles y hasta el final.

Compartir el artículo

stats