Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gori JaumePresidente de la asociación de jóvenes empresarios de Balears

«No es cierto que la nueva reforma laboral derogue la del PP»

«Con la sexta ola de la covid parece que todo se ha venido abajo y la campaña navideña ha decaído» - «Me siendo identificado con la gestión de la pandemia que ha hecho Madrid pero entiendo la balear»

GoriJaume accedió en noviembre a la presidencia de la Asociación de Jóvenes Empresarios. | GUILLEM BOSCH

¿En qué situación se encuentra la actividad empresarial en una sexta ola que nadie esperaba con este calado?

Balears ha sido la autonomía más castigada por la pandemia, con la bajada de su actividad más importante de España durante 2020. Es verdad que somos la que más ha crecido en 2021, pero no lo suficiente para alcanzar los niveles previos a la covid. La situación actual es complicada, no es agradable. Todo hacía indicar que nos estábamos recuperando, con unas perspectivas muy buenas para Fitur (feria turística de Madrid) y ahora parece que todo se ha venido abajo. La campaña de Navidad ha decaído y hay muchos negocios que han visto reducirse sus ingresos, lo que ha generado incertidumbre porque no sabemos a dónde nos va a llevar. Es preocupante.

Tras este frenazo vienen enero y febrero, los meses de menor actividad económica en las islas. ¿Cómo se van a afrontar?

Parecía que habíamos superado la covid y que las nuevas olas que vinieran iban a ser de menor impacto gracias a la vacunación. Pero ha aparecido ómicron. Esto ha agravado la Navidad, que es muy importante para muchos sectores, y provocado que se junte una mala campaña navideña con los malos meses de enero y febrero. Estamos preocupados. Pero me gusta ser optimista, porque esta variante de la covid no tiene unos efectos tan graves sobre la población vacunada. Quiero pensar que a partir de marzo tendremos una recuperación económica positiva y que habrá temporada turística.

«No es cierto que la nueva reforma laboral derogue la del PP»

Pero hay que llegar a abril. ¿Veremos caer empresas durante los próximos meses?

Hay un factor muy importante, y es el de las ayudas públicas que se han activado, como las que proceden de la Unión Europea. Todo este dinero puede ayudar a paliar el golpe para muchas empresas. Pero si la situación no mejora, muchas regulaciones temporales de empleo (ERTE) se van a convertir en despidos permanentes (ERE). Y la situación política no está acompañando a la económica, porque se suben los impuestos, la electricidad y el gas están más caros que nunca, el transporte sigue aumentando el precio... Los empresarios necesitamos oxígeno para poder afrontar esta situación.

¿Cree que la temporada turística de 2022 podrá iniciarse con una cierta normalidad?

Este año la ha habido, y yo creo que en 2022 también tendremos temporada turística. Y el deseo de todos es que sea buena, porque lo necesitamos. En 2021 la temporada se sustento mucho en el mercado nacional, y quiero pensar que la que se avecina será buena tanto en el mercado español como en el internacional. Quiero transmitir a la gente un mensaje de optimismo, porque no todo es negativo. Jugamos con la ventaja de que Balears es el mejor lugar del mundo y hay que hacer que la gente venga.

La pandemia no ha afectado por igual a todo el mundo, y no es lo mismo lo que sucede en la restauración que en la construcción, sector este último en el que se enmarca su empresa, Almacenes Femenías.

Las empresas que habían desarrollado un proceso de digitalización han hecho frente a esta situación en mejores condiciones, y la covid ha sido un acelerador para impulsar esta tendencia. Luego ha habido sectores más afectados, como las actividades vinculadas a la movilidad y el turismo. Pero la construcción ha mantenido un ritmo alto de crecimiento gracias a la vivienda de particulares, y es el sector que en estos momentos está tirando de la economía. En este punto hay algo que quiero decir: durante la covid ha habido poca sensibilidad con las empresas. No puede pararse la economía con los confinamientos y seguir cobrando la cuota de autónomos o la tarifa de basuras. Si tengo cero ingresos, tengo que poder pagar cero.

El Govern ha aplicado duras restricciones con el respaldo de las patronales CAEB y PIMEB. ¿Defiende la postura de estas últimas?

A toro pasado, todos somos toreros. Eran momentos complicados y hay que valorar la labor de la Mesa del Diálogo Social, que ha hecho un esfuerzo para buscar el consenso, algo muy destacable. Desde CAEB se han apoyados las medidas que se consideraban oportunas para evitar que la covid tuviera un mayor impacto en las empresas. Se podría haber hecho de otras maneras, pero ha habido medidas que han sido muy útiles, aunque se ha tenido a la restauración o al ocio nocturno como los más perjudicados.

¿Prefiere el modelo balear o el de la comunidad de Madrid?

Considero que el modelo balear ha sido el más restrictivo de toda España, porque el objetivo era llegar en las mejores condiciones posibles a la temporada turística. El modelo madrileño, al tener una actividad turística durante todo el año, ha mantenido otra política. Yo me siendo muy identificado con el modelo que se ha aplicado en Madrid, porque hay unas libertades que han permitido a la gente seguir con sus negocios. Lo que pedimos es que se deje a las empresas realizar su actividad económica. Entiendo la postura balear, pero se ha perjudicado a muchos sectores.

¿Las ayudas públicas han sido suficientes?

Han sido fuertes y han sido una buena medida. Pero lo más importante es que se deje desarrollar los negocios en libertad.

Hemos comentado el impulso de la construcción. Pero las viviendas que se están desarrollando tienen un precio que no es asumible para la mayoría de los jóvenes de Balears.

Un problema muy fuerte que tenemos en España es que hay un 40% de paro juvenil y eso es una barbaridad. Y dentro de España, el problema más grave se da en Balears. Si las empresas pagáramos menos cotizaciones e impuestos, podríamos contratar a mucha más gente. Respecto a la vivienda, en las islas tenemos el problema de ser uno de los lugares más codiciados del mundo. Y está la cuestión de las hipotecas, porque los bancos solo cubren el 80% del precio del inmueble. Yo me he reunido con el Consell de Mallorca, con el Govern balear y con el ayuntamiento de Palma, y al final lo que proponemos siembre es que el Ejecutivo balear avale el 20% de la hipoteca, porque si un joven se quiere comprar una casa de 350.000 euros, que es cara, tiene que poner 70.000 euros para pagar la cuota de entrada. ¿Alguno puede afrontar esto? Hacen falta ayudas públicas para facilitar el acceso a una primera residencia.

La patronal CEOE ha respaldado la nueva reforma laboral impulsada por el Gobierno central, junto con los sindicatos. ¿Comparte esa decisión?

El acuerdo al que se ha llegado consolida el mercado laboral actual. Mantiene la flexibilidad que ayuda a las empresas a adaptarse a cada momento y da seguridad jurídica y paz social. Todos los acuerdos que salen de una Mesa de Diálogo Social a tres bandas son positivos, y dan una imagen internacional de España que es importante. Los discursos del Gobierno de que se iba a derogar la reforma laboral del PP no son ciertos, porque el texto al que se ha llegado supone continuar con el modelo que existe actualmente. Lo más importante, que era la flexibilidad de las empresas, se mantiene. Además se han modernizado los ERTE, que es un mecanismo que ha salvado una gran cantidad de puertos de trabajo. Ahora vamos a ver como queda el texto definitivo.

Sindicatos y Gobierno insisten en que, entre otras ventajas para el trabajador, se limita la contratación temporal.

Se ha buscado un punto de encuentro. La Unión Europea ya había pedido a España adoptar medidas ante el 40% de paro juvenil. Era una modificación que tenía que llegar con este Gobierno o con otro. Pero con esta reforma no se hace una nueva legislación, sino que se retocan algunos aspectos de la que ahora está en vigor. No hay cambios radicales.

¿Beneficia a los jóvenes?

Los jóvenes de hoy en día somos una generación muy preparada, que se ha formado y se ha especializado. Pero al final, lo que más te enseña es trabajar, es estar en la empresa. Lo que se tiene que hacer, más que una reforma laboral, es una reforma educativa, que cambie el modelo universitario y lo haga caminar hacia otro modelo de éxito, como es el de la Formación Profesional, que consigue tasas de empleo más altas. La Universidad debería de apostar más por las prácticas en las empresas.

¿Qué sectores son los que despiertan mayor interés para un joven que quiere desarrollar una carrera empresarial?

Las nuevas generaciones que van entrando son nativos digitales, y se tiende precisamente hacia los sectores más digitalizados, como negocios on line y que se sustentan en internet. Luego tenemos mucha gente que viene de empresas familiares y que continúan con el negocio abriendo nuevas líneas. El problema es que hay poca ayuda pública. Necesitamos menos leyes de juventud y más dinero. Y tenemos el ejemplo del Parc Bit, que es una idea buenísima pero que se ha dejado morir poco a poco.

Usted se ha incorporado a la empresa de su familia. ¿Cuál es la clave del éxito en el relevo generacional?

La clave comienza por tener un protocolo familiar, que marca los requisitos para entrar en la empresa. También incluye la formación. No es fácil.

¿Qué prioridades tiene al frente de Jóvenes Empresarios?

Queremos servir de herramienta para los jóvenes que desean montar un negocio, a través de la formación, de la responsabilidad social corporativa y del networking, que son tres patas básicas para el empresario.

Compartir el artículo

stats