Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El certificado covid pasa a ser obligatorio en todos los bares y restaurantes de Mallorca

El documento también deberá exigirse para participar en las competiciones deportivas a los mayores de 12 años y en los cines y teatros

El certificado covid pasa a ser obligatorio en todos los restaurantes y bares

El certificado covid pasará a ser obligatorio en Mallorca para acceder a todos los establecimientos de restauración, independientemente de su tamaño, en cuanto el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) autorice esta medida aprobada ayer por el Govern y pactada con patronales y sindicatos. El único matiz que se incorpora es que en los pequeños locales, que disponen de muy pocos trabajadores, este documento, junto con el DNI del cliente, se podrá exigir una vez éste se encuentre dentro del establecimiento y antes de encargar su consumición.

Esta es la medida con mayor impacto de las que se acordaron ayer en la Mesa del Diálogo Social, una vez que el fuerte incremento de los contagios ha llevado a pasar al nivel 3 a Mallorca, lo que supone extender el uso del certificado covid a más sectores o actividades, según apuntó el portavoz del Ejecutivo autonómico, Iago Negueruela. Las nuevas medidas se mantendrán en vigor al menos hasta el 24 de enero.

Hay que recordar que dicho documento se estaba exigiendo hasta ahora en los restaurantes con una capacidad para más de 50 personas. Ahora la medida pasará a afectar al conjunto del sector en cuanto el TSJB de su visto bueno, incluyendo a los bares o cafeterías de pequeño tamaño.

En este apartado, hay un punto en el que se hace hincapié desde el Ejecutivo autonómico, y es en que se aprueba también un endurecimiento de las sanciones por el incumplimiento de las normas destinadas a frenar la pandemia. Eso supone que los locales que no exijan el certificado covid pueden enfrentarse a multas que van desde los 3.000 a los 600.000 euros, según señaló el conseller Negueruela.

También se deberá reclamar ese certificado en establecimientos culturales, como cines o teatros, independientemente de que en su interior se permita o no el consumo de alimentos y bebidas.

La exigencia alcanza a los congresos, seminarios o clubs de mayores, por citar otros ejemplos. También a gimnasios, academias de baile, establecimientos de juego y a aquellos espacios de restauración incorporados dentro de establecimientos de alojamiento turísticos.

Este documento pasará a ser necesario en las competiciones deportivas y entrenamientos, tanto al aire libre como en interiores, para aquellos que tengan más de 12 años, lo que supone que los niños por encima de esa edad que quieran participar deberán de estar vacunados. También el público deberá de contar con él.

Las nuevas medidas afectan igualmente a las fiestas populares, para las que se deberán establecer controles de aforo. En el caso de los foguerons, no se podrán organizar torradas ni habilitar espacios para el consumo de alimentos. Si hay bailes, en estos se deberán utilizar las mascarillas.

En relación a este último punto, hay que recordar el pacto alcanzado a nivel estatal para que las mascarillas vuelvan a ser obligatorias también en los espacios exteriores, incluidos aquellos en los que se celebren actos populares o deportivos.

En las celebraciones religiosas deberá de respetarse en todo momento a capacidad máxima de los lugares de culto, y los participantes deberán de permanecer sentados y haciendo uso de las mascarillas.

En las Cabalgatas de Reyes o pasacalles, se recomienda buscar espacios amplios que permitan a los asistentes mantener las distancias de seguridad y ampliar los recorridos para evitar aglomeraciones.

Como se ha indicado, las medidas adicionales que se han aprobado, y que no se habían previsto al pasar al nivel 3, entrarán en vigor una vez cuenten con el aval del TSJB, lo que se espera para la próxima semana. Otras, como la necesidad del pasaporte covid en gimnasios o academias de baile, y el uso de mascarilla en exteriores, comenzaron a aplicarse ayer.

Todo este paquete de iniciativas se vio respaldado ayer por los sindicatos UGT y CC OO y por las patronales CAEB y PIMEB.

Desde las organizaciones empresariales se valoró que no se trata de restricciones de horarios o aforos, sino de iniciativas encaminadas a potenciar la vacunación, al tiempo que se hizo un llamamiento a la responsabilidad en el comportamiento durante las fiestas navideñas.

Compartir el artículo

stats